Heinrich Brüning, un Aleman con corazon Moche

Publicado en 'Historia y Cultura Peruana' por Grievous81, 26 Ene 2011.





  1. Grievous81

    Grievous81 Miembro de plata

    Registro:
    14 Jun 2010
    Mensajes:
    4,414
    Likes:
    1,709




    Hans Heinrich Brüning Brookstedt “El eterno enamorado del reino de los Moche”


    Era un arqueólogo peruano de origen alemán. Nacido en Hoffeld, Alemania un 20 de agosto de 1848. Sus padres eran Jochim Brüning y Ana Magdalena Brookstedt.

    En sus inicios el joven Hans Heinrich se graduo de ingeniero industrial y en la edad de 27 años, decidía embarcarse a Perú llegando al puerto del Callao el 12 de septiembre de 1875. Él desembarca cinco días más tarde en puerto de Eten en Chiclayo y se puso inmediatamente al servicio como mecánico de la hacienda azucarera de Pátamo. Pero curiosamente Brüning no se presentó como ingeniero, sino como comerciante y como administrador.

    Una vez asentado en el norte peruano, él comenzó a visitar los lugares aledaños. Sería a partir de 1894 que el nombre de Enrique fuera reconocido, según el periódico mantenido en los archivos de Museo Für Völkerkunde de Hamburgisches, Hamburgo, Alemania. Estas notas personales revelan algo que sorprende: se escriben en alemán hasta 1890, y entonces en español entre 1906 y 1909, finalmente para volver a su lengua materna hasta el final de sus días.

    Se sabe que el romance de Brüning para la arqueologia comenzó en 1883 cuando él ayudo a Adolph Bandelier, en los estudios arquitectónicos de los edificios Pre-Hispanicos y, desde entonces, Brüning tomó su cámara fotográfica y comenzó a retirar las construcciones más antiguas y también a los habitantes de la época.

    Era un afilado fotógrafo llegando a levantar los planos que hasta hoy atraen la atención de los estudiosos, además de colocar más de 2.000 fotos en las divisas de cristal, en películas negativas y positivas, como afirma Corinna Raddatz estudioso de la colección visual de Brüning.

    Él comenzó a comprar y a recolectar piezas arqueológicas como cerámica, metales, piedras preciosas y tallas en madera. Su vida comienza a inclinarse para la etnología y la arqueologia y era conocido como un hombre estimado y respetado aunque de muy pocos amigos. Era indudablemente un ser modesto: se tomó apenas una fotografía de el mismo.

    Cuando Enrique Brüning tenia 49 años de la edad (en 1897) y con veinte años en Perú, decidía volver a su país. Seguía siendo soltero. Se afinco en su biblioteca en Alemania y luego se relaciono a las instituciones del primer nivel. Volvió a Perú en 1898 a bordo de la nave de vapor Amasis.

    En 1902, Brüning inició a expedición aventurada para encontrar la manera más corta entre el lavabo del anacardo y la costa del Océano Pacífico. Él encontró este paso junto con el ingeniero polaco Eduardo de Habich y el terrateniente Manuel Antonio Mesones Muro, con quienes el pongo de Manseriche viene incluso. Brüning hizo la mayor parte de la oportunidad de escribir datos etnográficos de la gente aguarunas.

    Los habitantes Mochicas del norte peruano lo evitaban, pero Brüning era paciente. Él tomó la chicha del jora con ellos, y ganó su confianza a tal punto que tenía más de cientos de padrinos. Esta recepción le costó para permanecer a vivir en la ciudad de Eten con la intención de estudiar la lengua mochica, y lo fomenta en escribir un diccionario de esta lengua materna que debio publicar en 1917. Él es autor de otras publicaciones como Estudios monográficos del departamento de Lambayeque, y una serie de artículos que publicó en los compartimientos alemanes Anthropophyteia y Globus.

    Así como se dedicaba a manuscritos etnográficos, Brüning era un gran violinista y amante de la música, algunos cilindros de cera fueron obtenidos y comenzó a grabar música en dialecto mochica. Los originales sobreviven hoy en el museo antropológico de Hamburgo de Alemania y son una parte de las primeras grabaciones de la música popular hechas en nuestro país.

    Durante 50 años que estaba en Perú, se dedicó a recoger cerámica, tanto de modo que en 1916, las piezas no cabian en su entorno y comenzaban a obstaculizarlo. El decidía vender la parte de su colección al estado peruano en 60.000 soles, cuando era presidente Augusto B. Leguía.

    Las piezas eran desde entonces una parte del primer museo regional de Perú situado en la casa de Brüning, y en 1921 formo parte en el museo de Brüning, siendo Enrique el primer director nombrado con un sueldo de cuatro mil soles mensuales.

    Pero el cargo le duró un poco tiempo debido a sus 77 años de edad y a los malestares de la salud. Él renuncio para partir una tarde lluviosa del 17 de junio de 1925, sin que nadie lo despedía en el embarcadero de Eten. Ya en su patria, un ataque al corazón extinguió su vida un 2 de julio de 1928, en la ciudad de Bordesholm, algunos días después de cumplir 80 años.

    http://en.wikipedia.org/wiki/Hans_Heinrich_Brüning_Brookstedt
    Traducido de wikipedia

    Brindo la informacion referente a la biografia de Brüning, pese a que es algo inexacto la traduccion, pero lo resaltante de este investigador extranjero es el interes sobre la etnia Moche, ya que en gran parte de su vida que vivio en el Peru, trato de rescatar la casi desaparecida lengua Moche, llegando a recopilar documentos con informacion de esta lengua, asi mismo llego a documentar una importante coleccion de fotografias de descendientes directos de los Moche, en las que retrato sus costumbres, vida cotidiana, aspectos fisicos, etc. Tambien las primeras grabaciones de canciones en esta lengua son sorprendentes al escucharlos.

    En este gran documental de Alejandro Guerrero, se podra detallar mejor sobre la vida de este Aleman que contribuyo en los primeros estudios de la etnia Mochica y sus aportes antes indicados. Altamente recomendable para quienes gusta de cultura peruana.







     
    A GiulioRudolph y Amy. les gustó este mensaje.


  2. TESLA

    TESLA Suspendido

    Registro:
    18 Dic 2010
    Mensajes:
    9,128
    Likes:
    3,155
    que interesante la verdad

    y asi hay adolescentes que destruyen el patrimonio cultural del peru