Gracia en la derrota

Publicado en 'Fútbol' por AyarUchu, 18 Jul 2011.





  1. AyarUchu

    AyarUchu Miembro de plata

    Registro:
    5 May 2009
    Mensajes:
    2,847
    Likes:
    1,489




    [​IMG]

    Japón sorprendió al mundo deportivo ganando la copa mundial de futbol femenino en Alemania, derrotando a dos favoritos: Alemania y EE.UU. Esta es la primera victoria de Japón en un deporte que es tradicionalmente Europeo o Sudamericano, en contra de todos los pronósticos incluyendo de los mismos japoneses.

    El resultado no refleja la obvia superioridad de EE.UU en la cancha quienes estuvieron varias veces cerca de una contundente victoria. Suerte, persistencia y tal vez incompetencia del referí determinaron la victoria de Japón por penales luego de un empate de un gol por lado en tiempo regular y un segundo empate en tiempo suplementario también de un gol por equipo. EE.UU le pegó al palo en tres ocasiones distintas y envió bolas ligeramente altas o anchas en cuatro mas, Japón que sacó ventaja de su corta estatura para cabrear y manejar la pelota con habilidad, no pudo usar esa estrategia contra EE.UU quienes a pesar de ser mucho mas altas que las japonesas demostraron tener tanta o mas habilidad que ellas en el manejo del balón, la frustración de las jugadoras de EE.UU era evidente al ver que las buenas jugadas en la cancha no terminaban en resultados en el arco contrario, finalmente un fabulos pase de Megan Rapinoe y una excelente culminación de Alex Morgan tranquilizó a los americanos con lo que parecía una victoria. Faltando 9 minutos para la culminación del partido un ataque japonés fue controlado por Alex Krieger quien inexplicablemente sacó la pelota a un costado en lugar de entregarsela a su arquera, peor aun, Rachel Buehler recibe la pelota en el suelo y la trata de despejar pero el rechazo encuentra a Aya Miyama quien fusiló a Hope Solo concretando un doble error imposible de la defensa Americana.

    En tiempo suplementario el equipo Americano mantiene la superioridad en la cancha y nuevas oportunidades perdidas mantienen en vilo a los millones de espectadores americanos repartidos en el mundo, para finalmente tranquilizarlos con una demostración de habilidad de Alex Morgan cabreando a dos defensas japonesas para servir un pase a Abby Wambach quien enterró la pelota al fondo del arco con un potente cabezazo en el minuto 104. Tres minutos antes del final del suplementario un atacante japones claramente en offside se enfrenta sola a Hope Solo, dos defensas americanas le roban la pelota y la envian al corner. La ejecución fue en mi opinión el mejor gol del campeonato con un brillante toque del capitán japonés Homare Sawa que desvió el corner hacia el poste mas cercano del arco americano, demasiado rápido para ninguna defensa. Poco mas de un minuto después Abby Wambach se encuentra con la pelota frente a la arquera japonesa Ayumi Kaihori con la oportunidad de concretar la victoria americana, pero hizo lo imposible pateando a la pelota al cielo y dejando la concreción de la victoria a los penales.

    Empieza EE.UU y la americana patea al centro y la arquera japonesa se tira a la izquierda, la pelota choca en el tobillo de la japonesa y no entra al arco. La primera japonesa convierte. La segunda americana también patea al centro y alto, muy alto, fuera del arco. La segunda japonesa convierte, Abby Wanbach también, Hope Solo detiene el tercer penal, todavia pueden ganar. La cuarta americana tiene que convertir pero la arquera adivina la dirección a la derecha y logra atajar el penal. Hope Solo tiene que atajar los dos siguientes penales y la quinta americana debe convertir para mantener la esperanza. No en este campeonato.

    Hope Solo declaró con ojos enrojecidos: "Estoy convencida que algo mas grande estuvo apoyando a este equipo", Barack Obama presidente de los EE.UU que vió el partido por televisión con su familia felicitó al equipo japonés campeón mundial de futbol femenino y declaró que no se podia sentir mas orgulloso del equipo norteamericano después de ver un partido tan arduamente peleado. Abby Wanbach declara que en las Olimpiadas tendran una nueva oportunidad.

    Este partido y la reacción de los perdedores me hizo recordar dos partidos peruanos, Perú-Brasil en México 1970 y Perú-Polonia en España 1982, en ambos mundiales Perú había realizado campañas extraordinarias y había llegado mas lejos que nunca en su historia y existía tremendos motivos para sentirse orgulloso de ser peruano, pero una derrota en cada caso, bastó para convertir el fanatismo en resentimiento hacia los arquitectos de esos equipos excepcionales: los entrenadores, Didí en 1970 y Tim en 1982. Cuanta ingratitud, cuanta falta de gracia, pasaron 12 años para contruir otro equipo sensacional después del primero, y son ahora 30 años que Perú no regresa a ser la potencia que fué en el 82, las derrotas son las escuelas de las victorias, si no aprendemos de las lecciones recibidas, ¿como podriamos esperar a siquiera mantener la calidad del presente?. ¿Es razonable que siempre esperemos milagros, aun cuando nos declaramos ateos, y nos gane el resentimiento cuando el milagro no ocurre?
     
    Última edición: 18 Jul 2011