Giuliani pide que EEUU saqué a muyahidines de lista la negra de terroristas

Publicado en 'Actualidad Mundial' por Julacho, 26 Dic 2010.





  1. Julacho

    Julacho Suspendido

    Registro:
    27 Oct 2009
    Mensajes:
    6,896
    Likes:
    1,717




    París, 22 dic (EFE).- El ex alcalde de Nueva York Rudy Giuliani lideró hoy a un grupo de políticos estadounidenses, franceses y argelinos que pidieron que EEUU saque de su lista de organizaciones terroristas al principal grupo de oposición al régimen de Teherán, la Organización de los Muyahidines del Pueblo de Irán (OMPI).

    [​IMG]





    "Estados Unidos debería de estar a vuestro lado con entusiasmo. Apoyáis lo mismo que nosotros apoyamos", le dijo Giuliani a los responsables de la OMPI en una conferencia internacional celebrada en París.
    En un discurso enérgico y directo en el que puso varias veces como ejemplo a la administración conservadora de Ronald Regan, de la que formó parte, Giuliani aseguró que el régimen iraní primero debe de temer a Estados Unidos y sus socios antes de negociar.
    "Si queremos un Irán sin armas nucleares (...) el régimen tiene que tener miedo a ir más lejos", aseguró el político conservador, quien sostuvo que Occidente no puede aceptar que se cuestionen valores como la igualdad entre la mujer y el hombre o el derecho de todos a votar.
    Ante el mismo auditorio, poblado varios cientos de personas, se expresó la presidenta del Consejo Nacional de la Resistencia Iraní, Maryam Radjavi, brazo político de OMPI, quien describió el régimen de Teherán como un sistema frágil y dividido por las crisis internas, no apoyado en una base social y confrontado a una juventud que pide democracia.
    Según Rajdavi, Occidente puede optar entre dos formas de relacionarse con Irán. La primera pasa por negociar "concesiones" al Gobierno del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, para evitar que fabrique la bomba atómica, y la segunda es la de apoyar con firmeza a la resistencia iraní para que se produzca un "cambio de régimen".
    Haber inscrito a la OMPI en la lista de organizaciones terroristas del Departamento de Estado" de EEUU "estropea el motor del cambio en Irán" y reprime "al único movimiento musulmán organizado capaz de frenar el avance del integrismo islamista", dijo Radjavi, que se mostró partidaria de un país democrático, sin armas nucleares y basado en una comprensión moderada del islam.
    Desde 1997, bajo la administración de Bill Clinton la OMPI está inscrita en la lista "negra" terrorista de EEUU.
    No obstante, esa decisión ha sido refrendada en varias ocasiones, incluido el período de la administración de George W. Bush, en el que trabajaron varios de los políticos que hoy piden a su Gobierno que cambie de estrategia y saque a esa organización de la "lista negra".
    Entre ellos se cuentan Frances Townsend, la consejera de Bush en materia de seguridad interior, o el jurista Michael Mukasey, a quien el ex presidente designó como Fiscal General de los Estados Unidos, ambos presentes en la conferencia.
    También participó en el acto en París Tom Ridge, secretario de Seguridad del Territorio Nacional estadounidense durante parte del el primer mandato de Bush, presentado en la conferencia como "el hombre que gestionó el 11-S" y quien al referirse a Irán aseguró "que no se puede tender la mano a quien ofrece un puño cerrado".
    La OMPI, que también estuvo en la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea (UE), abandonó esa categoría en 2009.
    En la conferencia, en la que además participaron el ex primer ministro de Argelia Sid Ahmed Ghozali y el ex secretario de Estado francés de Exteriores Alan Vivian, se pidió también que se ponga fin a la situación que viven unos 3.400 Muyahidines del Pueblo de Irán en el campo de refugiados de Ashraf, en el noroeste de Irak.
    Desde que Estados Unidos traspasó la administración del campamento a las autoridades iraquíes, la resistencia iraní denuncia que los iraquíes asedian a los muyahidines con un embargo médico y con la repetición sistemática de amenazas de muerte desde los altavoces que rodean el campamento.

    EFE