García: “Gilvonio sale contra mi voluntad”

Publicado en 'Política' por joe guevara, 28 Set 2010.





  1. joe guevara

    joe guevara Miembro de plata

    Registro:
    20 Mar 2010
    Mensajes:
    3,456
    Likes:
    966




    Mandatario pidió a Inteligencia y al Poder Judicial estar atentos porque ella sabría dónde está el dinero que el MRTA obtuvo con acciones terroristas.
    El presidente Alan García expresó su desacuerdo con la liberación de la sentenciada por terrorismo Nancy Gilvonio, y dijo que si de él dependiera, ella debería cumplir en prisión los 20 años de condena que recibió.
    “Esa señora sale contra mi voluntad, que lo sepa el país; yo lamentablemente no soy juez, pero sale contra mi voluntad, los jueces sabrán cómo aplicar las leyes pero, al igual que cualquier ciudadano o ciudadana del Perú, a mí me gustaría que cumpla hasta el último día de los 20 años (a los que fue sentenciada)”, remarcó.
    Indicó que por la dimensión de los delitos que cometió, “importa poco” el arrepentimiento de la viuda del líder emerretista Néstor Cerpa Cartolini. “Se le condenó a tal plazo, pues que cumpla ese plazo, ahora ¿qué pasó?, ¿qué argumentos tendrán los jueces?, no lo sé, pero es parte de la democracia”, añadió.
    El mandatario refirió que Gilvonio era sospechosa de tener a su cargo las cuentas económicas y bancarias del MRTA, por lo que sería bastante tonto que se le dé libertad. “Yo creo que sobre eso sí Inteligencia y el Poder Judicial tienen que estar pendientes”, manifestó.
    Recordó que todos los indicios señalaban que ese grupo terrorista tenía una cantidad de dinero muy grande en alguna parte del mundo y que algunos de los que han pedido libertad son los que conocen las claves para recuperar ese dinero.
    García refirió que la toma de la casa del embajador de Japón, en 1996, habría sido un acto desesperado para buscar liberar a quien podría abrir los bancos y recuperar ese dinero.

    ----- mensaje añadido, 28-sep-2010 a las 17:33 -----

    Alguien le podria hacer recordar que el nos gobierna en contra de nuestra voluntad