Estafas y robos curiosos e impactantes

Publicado en 'Foro Libre' por mischelo, 12 Dic 2009.





  1. mischelo

    mischelo Miembro de plata

    Registro:
    10 Abr 2009
    Mensajes:
    3,715
    Likes:
    123




    Una vez hablando entre amigos, hablabamos de los robos y estafas mas peculiares que se ha visto en la historia, y es que hablando tambien llegamos a la conclusion que si de robar se trata , que sea un millon :wow:(pero no como politico ¬¬) , y es que en nuestras conversaciones , tambien me contaban de muchas anecdotas que ellos habian pasado , pues algunos "trabajaban" sacandole dinero a otros, de muchas formas , moras,rentas ,etc , los famosos anios de los 90 en rusia:oops: , aunque yo no haya participado en estos actos , siempre me han parecido muy peculiares muchas historias de robos , como es la astucia que a veces se da del robar sin armas , o del de robar tanto y que no te atrapen.... valdra la pena??? para mi no... realmente no vale la pena pero existen robos que uno se queda :w0w::risota: , weno para no darle mas rodeo a esto.... empiezo yo con esta joyita.... Victor Lustig mas conocido como en la historia como el mayor embaucador de todos los tiempos. Dotado de un carisma embriagante y con una sonrisa compradora, Victor Lustig, quedaría inmortalizado como “El hombre que vendió la Torre Eiffel”. Ya poseedor de un profundo historial de estafas, como el haber vendido máquinas que imprimían dinero en su juventud, Lustig se lanzaría a realizar uno de los mayores engaños de la historia cuando en 1925, al leer en un periódico sobre los sonantes problemas que tenía la ciudad a causa de los gastos de mantenimiento del emblematico monumento parisino, adoptara el falso personaje de un oficial de gobierno y le enviara una invitación de negocios a seis comerciantes de la industria metalúrgica. Armando una reunión en la misma torre, donde ofrecería a los posibles compradores transporte en lujosas limusinas y elaborados discursos sobre los beneficios de comprar el monumento, Lustig se las arreglaría para hacerlos entrar en un remate en el cual apostarían una gran cantidad de dinero. El remate lo ganaría André Poisson, y tras este, ya con un maletín repleto de billetes, Victor tomaría un tren hacia Vienna donde viviría como un duque por varios años.Meses mas tarde, y para su asombro, Lustig comprobó que su estafa no había sido comentada por ningún diario de la época. El silencio era comprensible: el damnificado se sentía tan avergonzado por haber sido engañado de forma tan ridícula que había optado por no hacer ninguna denuncia. Por lo cual decidió entonces que podría repetir la operación, llamando a otros comerciantes de chatarra. Así lo hizo, y por segunda vez pudo vender la torre.
    Sin embargo, las aventuras de Lustig no terminarían con esto. Un tiempo después de su particular venta de la torre convencería al mítico Al Copone de realizar un negocio, inexistente, por 40 mil dólares. Tras mantener durante dos meses el dinero en una caja de seguridad Victor lo regresaría a Capone con una falsa nota de disculpas y el comentario de que el negocio había fallado. Capone, sorprendido por la “integridad” de éste buen hombre, le enviaría la suma de 5 mil dólares en señal de agradecimiento por no haber escapado con el dinero. De esta manera Lustig se quedaría no solo con una considerable cantidad de dinero sino que, además, ganaría el favor y amistad de uno de los mayores jefes de la mafia, solo por haberlo estafado!!.
    Abusando de su suerte, varios años después, sería atrapado en uno de sus negocios y enviado a la prisión de Alcatraz. De todas maneras se las arreglaría para vivir como un Rey dentro de la misma.
     
    Última edición: 12 Dic 2009