El Otoño de la Tía Regia

Publicado en 'Política' por Giovanni, 7 May 2011.





  1. Giovanni

    Giovanni Miembro de bronce

    Registro:
    12 Abr 2007
    Mensajes:
    1,222
    Likes:
    859




    Está en problemas nuestra actual alcaldesa. Al terminar el verano –luego de escasos cuatro meses a cargo– la popularidad de ‘La Tía Regia’, como fue llamada cuando era candidata, se ha desplomado y es objeto de cuestionamiento generalizado.

    Más aún, da la impresión de ser alguien que no es muy ejecutiva, que prefiere aparecer en los medios antes que dedicarse a desarrollar un proyecto y por eso no se estaría avanzando.

    En realidad, nada en su trayectoria indicaba que tuviera capacidad gerencial y, salvo su breve paso por el gobierno de transición, no cuenta con experiencia en dirigir una compleja organización. Por lo tanto, no es sorpresa que todo parezca paralizado.

    Ella, por su parte, está reaccionando igual que lo hace Humala, es decir, en lugar de despejar dudas o dar respuestas claras, achaca las críticas a una guerra sucia o a una campaña concertada, sin corregir en absoluto la principal causa de preocupación, que es la falta de acción. Al final, el temor que tenemos es que con un horizonte de cuatro años de potencial estancamiento municipal, la mala calidad de vida de los limeños se va a deteriorar aún más.

    Por ello, creemos que la señora Villarán debería tranquilizarse y en lugar de entrar en un pico a pico con sus opositores, debería reflexionar sobre lo actuado para tratar de mejorarlo.

    Así tenemos la propuesta de la zona rosa, que es necesaria si es que se quiere controlar la prostitución informal, que en la actualidad esconde a miles de menores que son objeto de una explotación brutal.

    Lamentablemente, al apresurarse en lanzar la idea, sin tenerla siquiera esbozada, lo más probable es que haya matado el esquema, ya que en cualquier lugar donde la quiera desarrollar encontrará una férrea oposición organizada.

    Adicionalmente, la convocatoria del proyecto de La Herradura también fue improvisada, y la comuna quiere pelearse a muerte con el gobierno por el Metropolitano II, cuando el tren eléctrico seguirá la misma ruta que está planteando (?). Al final, el interés político parece que tiene prioridad frente al proyecto bien evaluado o a la verdadera necesidad de la ciudad.

    El riesgo es que siga siendo ella –y no su gestión– la protagonista, con lo cual, a los que habitamos en la capital nos espera un futuro que no será color de rosa.

    Fuente: Perú 21