El 'Gran Dragón' acude al rescate de Europa

Publicado en 'Actualidad Mundial' por Hunt3r AqP, 6 Ene 2011.





  1. Hunt3r AqP

    Hunt3r AqP Miembro de bronce

    Registro:
    17 Oct 2010
    Mensajes:
    1,237
    Likes:
    1,460




    En el siglo XX Estados Unidos rescató a Europa con el Plan Marshall. Tras la Gran Recesión es el gigante asiático quien toma la iniciativa y promete comprar la castigada deuda de los países europeos con problemas. También financia el déficit de EEUU. Es el espejo de los nuevos tiempos: el Gran Dragón ensaya su papel de primera potencia en el siglo XXI.

    Discuten los historiadores de la intención última de los 13.000 millones de dólares que Estados Unidos prestó a Europa a través del Plan Marshall tras la II Guerra Mundial. Unos apuntan a que EEUU fue solidario y otros a que hizo un gran negocio, pero pocos dudan de que fue el síntoma más claro que definía quién era la primera potencia del mundo en el siglo XX. En el siglo XXI, tras la Gran Recesión, China ha optado por ocupar ese papel.

    China quiere hacer "esfuerzos positivos" para contribuir a la recuperación económica española, ha dicho el lunes el embajador de Pekín en Madrid, en víspera de la visita a España del viceprimer ministro chino Li Keqiang. España es uno de los países de la zona euro cuya coste de financiarse se ha disparado en los mercados financieros. El crack de Grecia e Irlanda, y la asfixiante posición de Portugal, hacen mirar con recelo la calidad de la deuda española y sus consecuencias para el euro, al ser el más grande de los países con problemas.

    Las reuniones de Li con el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y la ministra de Economía, Elena Salgado, "desempeñarán un papel clave" para la estabilización financiera, según informa la agencia oficial China Nueva citando al embajador en Madrid, Zhu Bangzao.


    No se dan más detalles, pero ese mensaje salvador se oye por cada esquina de Europa en los últimos días. China ha decidido apoyar las economías más debilitadas de la zona euro. El Gran Dragón asiático ha prometido apoyar la estabilidad financiera de la zona euro si persisten los ataques de los mercados, y se especula con la posibilidad de que destine próximamente entre 4.000 y 5.000 millones a la compra de deuda portuguesa.

    Cada viaje oficial de los representantes del Gobierno chino representa algo más que cortesía diplomática. Siempre llegan dispuestos a comprar o vender. El primer ministro chino, Wen Jiabao, confirmó en otro viaje a Grecia hace poco más de un mes que seguirá comprando su deuda, más ahora que otros países huyen en desbandada de sus bonos. "Con sus reservas extranjeras, China ya ha comprado y retiene bonos griegos, y mantendrá una postura positiva en participar y comprar bonos que Grecia emita", afirmó. "China asumirá un gran esfuerzo en apoyar a los países de la zona euro y a Grecia a superar la crisis", agregó

    Paralelamente, otro emisario chino anunciaba que los Gobiernos de Cuba y China renegociaron la deuda de la isla con el país asiático, que aplazó en 10 años el pago de algunos créditos gubernamentales de La Habana, al tiempo que le concedió una nueva línea crediticia sin interés. Antes, el grueso de la inversión china en deuda se asentó en la primera potencia económica, Estados Unidos, que no tenía más remedio que aceptarla: a finales de octubre, China tenía comprados 907.000 millones de dólares de bonos del Tesoro estadounidense, con rendimientos económicios bajos pero políticamente adecuados.

    De esta forma China ocupa su papel y su responsabilidad ante el mundo. Su filosofía es ayudar a los demás para ayudarse a sí mismo. Nada es gratis: cada operación fortalece la musculatura económica y política del Gran Dragón. El nuevo papel desempeñado por los chinos "puede serles de provecho a nivel político", opina Patrick Chovanec, profesor de economía en la Universidad Tsinghua de Pekín, según recoge la agencia AFP. La compra de obligaciones de países de riesgo "tiene sentido a nivel de inversiones", considera otro economista de Citigroup en Pekín: "Claro que hay riesgos más elevados, pero los rendimientos también lo son (...), y el riesgo suplementario en el conjunto de la cartera (de inversiones chinas en el extranjero) es mínimo", añade el analista.

    En los últimos años, mientras el mundo caía en recesión y los países occidentales gastaban ingentes cantidades de dinero en salvar a su banca, China mantenía un crecimiento del PIB cercano al 10% (alcanzando los 5 billones de dólares) y situándose como segunda potencia económica. Y, mientras otros países reflotaban bancos, China invierte en empresas solventes.

    El resultado es que China posee las mayores reservas de divisas del mundo, que además no dejan de aumentar. Según las últimas cifras oficiales, a fines de septiembre tenían un valor de 2,648 billones de dólares listos para invertir.

    El secretario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, Oli Rehn dijo tras conocer las intenciones de China de invertir en deuda europea: “Apreciamos el apoyo de China en este gran esfuerzo que busca salvaguardar la estabilidad financiera de Europa”.

    “Si quieres felicidad por toda una vida, ayuda a los demás”, dice un proverbio chino con el que pudieron responder a Oli Rehn. Sin embargo, los dirigentes chinos optaron por responder con una tímida y enigmática sonrisa. No hizo falta decir nada: los intercambios comerciales entre ambas potencias fueron de 330.467 millones de euros hasta diciembre, un 30% más que en 2009. La UE es el principal mercado de las exportaciones chinas.

    cómo China conquista el mundo :hi:
    [​IMG]