¿El fin de Estados Unidos como superpotencia?

Publicado en 'Actualidad Mundial' por yeshua82, 13 Oct 2008.





  1. yeshua82

    yeshua82 Miembro maestro

    Registro:
    6 Ago 2007
    Mensajes:
    902
    Likes:
    925




    Los norteamericanos lo niegan, sus enemigos lo dan por hecho y los aliados mencionan la hipótesis: la crisis financiera anuncia el fin de la hegemonía de Estados Unidos como superpotencia mundial. Analistas americanos analizan esta situación y exponen argumentos a favor o en contra de esta teoría cada vez más extendida.

    La victoria es esquiva a los soldados en Irak o Afganistán, la economía norteamericana se enfrenta a una de la peores crisis desde la de 1929 y hasta el propio credo liberal de Estados Unidos es cuestionado en sus cimientos.

    De Caracas a Teherán, se proclama que la crisis significa la caída del imperio y los propios aliados de Washington mencionan la emergencia de un mundo multipolar, reequilibrado por potencias como China, India o Brasil. Peer Steinbrück, ministro de Finanzas alemán, rompió un tabú al vaticinar hace dos semanas que Estados Unidos va a perder su estatus de superpotencia del sistema financiero mundial, que pasaría a ser multipolar

    Giro geopolítico histórico

    En una sonada columna publicada por The Observer en Londres, el politólogo John Gray escribió que vivimos un giro geopolítico histórico, en el que el equilibrio de poderes mundial está siendo alterado irrevocablemente. La era de liderazgo global norteamericano iniciado en la Segunda Guerra Mundial se terminó.

    Sin embargo, a la hora de definir un orden alternativo faltan respuestas claras y una mayoría de especialistas piensa que Estados Unidos seguirá dominando, aunque más no sea por inercia. Pero que ya no podrá hacerlo solo.

    En la lista de hombres más ricos del mundo hay menos norteamericanos que antes y cada año aparecen más nombres de Rusia, India o México. Pero todos hacen negocios en inglés y las plazas de Nueva York y Londres marcan la pauta.

    La hegemonia continuará

    No hay duda de que Estados Unidos seguirá siendo la potencia global dominante, aseguró a la AFP Nicholas Burns, profesor de política internacional y diplomacia en la Universidad Harvard de Massachusetts (este). Nuestro poderío militar y nuestra influencia política no tienen rival, agrega Burns. Y Estados Unidos seguirá siendo la mayor economía del mundo, con ventajas como la capacidad de innovar, la biotecnología y la nanotecnología.

    Burns admite que la crisis se convirtió, en plena recta final de la carrera por acceder a la Casa Blanca entre el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain, en la principal preocupación estratégica de Estados Unidos. El gran desafío para el próximo presidente, va a ser liderar de manera más eficaz nuestra política global, fortaleciendo alianzas y asociaciones en cada continente, dijo este veterano de la diplomacia norteamericana.

    Es decir que para mantenerse a la cabeza, Washington deberá dialogar más con los demás, por ejemplo en el ámbito de la ONU. Si Estados Unidos sigue siendo superpotencia, dejará al menos se actuar como hiperpotencia. Necesitamos -señala Burns- una red multilateral más fuerte para atender los grandes problemas transnacionales de la economía, el terrorismo o el cambio climático.

    Otro modelo

    El retorno de Estados Unidos al multilateralismo pondría fin a la 'doctrina Bush' inaugurada por el actual presidente, George W. Bush, según la cual la superpotencia no necesitaba de los demás para manejar la agenda mundial.

    Junto con el unilateralismo, la crisis también se está llevando lo que quedaba en pie del consenso de Washington, es decir el credo liberal preconizado por Estados Unidos a través de los organismos de Bretton Woods.

    La nacionalización de facto de parte del sistema financiero norteamericano no ha logrado todavía revertir el derrumbe de Wall Street, pero fue vivida como una revancha por países que hicieron oídos sordos al consenso de Washington.

    Algunos arriesgan hipótesis más osadas. Según Raymond Lotta, politólogo marxista y autor del libro 'America in decline' ('Norteamérica en decadencia'), la crisis se está desarrollando en el ámbito global, de una manera explosiva e impredecible y la envergadura del salvamento de 700.000 millones de dólares muestra que amenaza al sistema capitalista. No se trata de socialismo para los ricos ni de un salvamento para la gente, es capitalismo de emergencia para los ricos y capitalismo más brutal para el resto", comentó Lotta.

    [​IMG]
     


  2. yapaluki

    yapaluki Suspendido

    Registro:
    1 Nov 2008
    Mensajes:
    1,014
    Likes:
    12
    a las finales obama saldra de presidente y dejara a los latinos entrar en gringolandia... gringolandia sera como un pais latino subdesarrollado mas...
     
  3. lobo azul

    lobo azul Miembro frecuente

    Registro:
    30 Oct 2008
    Mensajes:
    107
    Likes:
    1
    Estados unidos es y seguira siendo una potencia, al menos hasta el 2030... De ahÍ puede ser china....
     
  4. Feanor

    Feanor Suspendido

    Registro:
    24 Jul 2008
    Mensajes:
    2,243
    Likes:
    1,039
    Cierto, mínimo hasta el 2030 será la supèrpotencia. Pero además para muchos, EEUU será la superpotencia por más de medio siglo más, así que quizá muchos de nosotros ya no estemos para ver este cambio geopolítico.
    No sólo es por el armamento militar que es una superpotencia, lo es por su Universidades, las mejores en el mundo, por sus programas de investigación. Sus empresas, EEUU es un país innovador y que cuenta con muchos recursos.
    Ahora bien lo que si EEUU va o mejor dicho tiene que cambiar su manera de ver el mundo y darse cuenta que no es el único que puede cambiar al mundo.
    :cafe::cigarro:
     
  5. javier2521

    javier2521 Miembro de bronce

    Registro:
    17 Jul 2007
    Mensajes:
    2,267
    Likes:
    29
    En un libro lei que EEUU seguira como potencia mundial hasta como dicen el 2030, pero cada vez sra menos, hasta el 2030 pueda que siga siendo potencia pero no con el mismo poder que tiene ahora con todos los paises, sino poco a poco tendra menos poder hasta que mas seguro China sea en que el año 2030 sea la nueva potencia mundial.
     
  6. lobo azul

    lobo azul Miembro frecuente

    Registro:
    30 Oct 2008
    Mensajes:
    107
    Likes:
    1

    me encuentro de acuerdo, en el 2030 se acerca china y tambiÉn la india...
     
  7. muchik

    muchik Miembro de bronce

    Registro:
    7 Ago 2008
    Mensajes:
    1,047
    Likes:
    24
    Si China sigue creciendo como hasta ahora, es posible que para el año 2030 sea un superpotencia, pero no olviden que su economía depende en gran medida de la economía norteamericana, es decir, su nivel de crecimiento va a tender a reducirse, más aún si EEUU se pone proteccionista.

    EEUU no basa su economía en la especulación de Wall Street, es el país donde se desarrolla más tecnología en el mundo, tiene la mayor capacidad industrial, tiene las mejores universidades, tiene un marco normativo que favorece la inversión y los negocios, tiene una enorme capacidad de consumo, es decir, tiene fundamentos sólidos para ser la primera potencia por mucho tiempo más
     
  8. javier2521

    javier2521 Miembro de bronce

    Registro:
    17 Jul 2007
    Mensajes:
    2,267
    Likes:
    29
    Todos creo q decimos que China sera el numero 1 en el 2030.
     
  9. adon570

    adon570 Suspendido

    Registro:
    25 Oct 2008
    Mensajes:
    617
    Likes:
    34
    En el 2030, el producto bruto interno china se estima que superara al norteamericano, encima de ser calculos cuestionados, el ingreso per capita de la china en el 2030, sera menor que el peruano, es decir. No me salga con que sera superpotencia. en el 2030, aun si fuera cierto, cada americano en promedio ganara 5 veces mas que cada chino en promedio.
     
  10. lobo azul

    lobo azul Miembro frecuente

    Registro:
    30 Oct 2008
    Mensajes:
    107
    Likes:
    1
    las más grandes multinacionales ya dirigieron su mirada hacia el pais asiatico, esta creciendo a un ritmo sumamente acelerado, ademas es la mano de obra mas barata, asi que las principales empresas van a tener su centrode operaciones enTokio....
     
  11. Athena

    Athena Miembro de oro

    Registro:
    3 Jun 2007
    Mensajes:
    6,870
    Likes:
    44
    El fin de la era Bush

    La política internacional neocon ha fracasado en todo el planeta ante las elecciones, el mundo muestra su repulsa contra las guerras unilaterales, las mentiras y las ‘cazas de brujas los votantes de Estados Unidos están a punto de elegir al presidente que ponga fin al segundo mandato de George W. Bush en la Casa Blanca, quien pasará a la Historia, sin duda alguna, como uno de sus más nefastos ocupantes. Pocos ha habido, en la larga lista de los cuarenta y tres personajes que desde 1789 han ejercido ese cargo, que le superen en el número y gravedad de los errores cometidos, en su funesta repercusión internacional y en la inanidad y vaciedad de muchos de sus juicios y opiniones.

    Conviene recordar lo que en junio del 2002 proclamó Bush en la Academia Militar de West Point: “América [es decir, Estados Unidos] posee -y se propone conservar- un poder militar imbatible, por lo que ya no tendrán razón de ser las desestabilizadoras carreras de armamento de tiempos pasados, y las rivalidades se limitarán al comercio y a otras formas de lograr la paz”.

    Así, borraba de un plumazo la existencia de otras grandes potencias y destinaba a los demás países, débiles y apocados (recuérdense las alusiones a la “vieja Europa”), a la secundaria tarea de comerciar y buscar la paz esta insólita teoría estratégica, producto de los neocons que llegaron a considerar a EE. UU. como la segunda Roma, se fue deshaciendo en los años siguientes como un cubito de hielo en un vaso de agua, a medida que la guerra global contra el terror iba encallando en sus sucesivos e inocultables fracasos.

    Fracasó, para empezar, en todos los principales objetivos propuestos. La cabeza visible del terrorismo, Osama ben Laden, al que se esperaba en Estados Unidos “vivo o muerto”, sigue campando por sus montañas. Al Qaeda se extendió a otros países y parece reforzarse al paso del tiempo. Y aunque los talibanes fueron oficialmente derrotados en noviembre del 2001, Afganistán está en una espiral descendente, según los servicios de inteligencia de EE. UU.; la corrupción se extiende en los órganos de gobierno; prospera el cultivo de opio y el narcotráfico, y la actividad aérea de las fuerzas ocupantes, causando víctimas civiles, produce un creciente rechazo en la población.

    Pakistán ha entrado en una grave crisis, también como consecuencia de la guerra contra el terror de Bush. Muchas zonas fronterizas con Afganistán sirven de refugio a talibanes y yihadistas. Los ataques aéreos de Estados Unidos contra algunos poblados atizan la hostilidad de la población pakistaní contra el aliado estadounidense.

    También está el fracaso general de Estados Unidos y sus aliados en Irak, aunque la violencia local haya disminuido en los últimos meses. Ninguno de los planes iniciales de la invasión tuvo éxito; muchas prácticas relacionadas con la operación (Guantánamo, Abu Ghraib, etc.) destrozaron el prestigio de Estados Unidos. Por otro lado, Irán, uno de los miembros del “eje del mal”, está reforzando su posición en la zona, ejerce notable influencia sobre el régimen chiita iraquí y prosigue el desarrollo de su industria nuclear añádanse Somalia, Líbano, Georgia... No hay rincón del mundo donde la actuación de Estados Unidos no haya sido orientada por una realidad virtual fabricada en Washington.
    No se vea en esta valoración una muestra de hostilidad hacia Estados Unidos, el mal llamado antiamericanismo. Lo que se juega en ese país estos días desborda con mucho su política interior y preocupa fuera de sus fronteras. Que Obama o McCain ocupen la casa Blanca nos va a afectar a todos. Algo que determinará si habrá o no guerra o paz en este o en aquel territorio. Que influirá en cómo se aborde el problema del cambio climático. Que decidirá el modo de afrontar la actual crisis económica que a todos nos afecta. Y muchas cosas más.

    Debemos, por tanto, expresar con claridad nuestros deseos: no más guerras preventivas unilateralmente declaradas, no más engaños ni mentiras en la búsqueda de enemigos y que sea la razón humana, inteligente e informada, la que domine las decisiones tomadas en el Despacho Oval de la Casa Blanca y no las voces de una irracional divinidad que habla a través de la Biblia.