El Euro: buscando refugio

Publicado en 'Economía y Finanzas' por mendeleyev, 4 Dic 2008.





  1. mendeleyev

    mendeleyev Suspendido

    Registro:
    7 Set 2007
    Mensajes:
    1,668
    Likes:
    2




    Una moneda única pudiera parecer, desde afuera, un refugio atractivo en tiempos de crisis. Según algunos puntos de vista, implica una pérdida de identidad nacional y significa que los gobiernos no pueden devaluar o cambiar las tasas de interés para ajustarlas a sus intereses económicos. Durante el esplendoroso estado financiero de los pasados años, éste parecía un buen argumento para permanecer fuera de la zona del euro, pero ese balance está cambiando ahora. Suecia y Dinamarca, que no entraron por propia voluntad, lo están pensando de nuevo. El segundo ha subido los intereses dos veces en octubre para proteger su moneda, el krone, que está clavado muy cerca del euro y el krona sueco cayó a un valor record contra el euro en octubre, cuando su banco central bajó las tasas de intereses buscando evitar la recesión.

    Aun en países que no pertenecen a la UE, como Islandia, el adoptar el euro se ha convertido en un tema candente. En la Europa oriental, Eslovenia ya lo ha adoptado y Eslovaquia lo hará para finales de año, pero ningún otro país parece estar cercano a hacerlo. Standard & Poor’s esta semana le recortó el rating de crédito a Rumania a un estatus de ‘basura’, culpando a la irresponsabilidad de los políticos respecto a los aumentos de los sueldos del sector público. Polonia, ambiciosamente, dijo que establecería una tasa de cambio fija para el zloty contra el euro en el 2011 y ahora su gobierno está buscando el consenso de todos los partidos para lograr las necesarias enmiendas a la Constitución.

    Para unirse al euro, se requiere que los países tengan bajos niveles de inflación y de déficit presupuestario. En años pasados, los países de la Europa Oriental no lo lograron porque su tremendo crecimiento hizo subir los precios. La inversión foránea probablemente decaerá agudamente. El aumento en los réditos de los impuestos disminuyó una vez el déficit del presupuesto, pero ahora la recaudación está decayendo, dejando ver unas finanzas públicas no reformadas. En Polonia, esto incluye beneficios sociales pródigamente dispensados sin un propósito válido, tales como la jubilación temprana.

    Hablar de un movimiento rápido hacia el euro pudiera ser algo ingenioso por parte de los políticos, pero las dificultades prácticas son grandes. Los países de la zona del euro no están anhelando recibir nuevos miembros con problemas; ya Grecia e Italia son bastante preocupantes. Los requisitos de tener impuestos superiores y menores gastos, no son opciones a escoger durante una recesión. La perspectiva de lograrlo de aquí a tres años, tiene pocas probabilidades de calmar el pánico actual en los mercados financieros, algo que requiere, como mínimo, grandes cantidades de dinero. Esta semana la UE dijo que elevará su propio fondo de rescate de 12 mil millones de euros, a quizás 25 mil millones. Con esta ayuda exterior, tener una moneda independiente está empezando a parecer riesgoso para todos, excepto para las grandes economías.