El dinero y nuestro cerebro.

Publicado en 'Ciencias' por mendeleyev, 20 Set 2008.





  1. mendeleyev

    mendeleyev Suspendido

    Registro:
    7 Set 2007
    Mensajes:
    1,668
    Likes:
    2




    Cómo reacciona nuestro cerebro cuando ganamos más o menos que otro, ¿se activa nuestra actividad cerebral ante el dinero?
    Un estudio elaborado por científicos alemanes pertenecientes a la Universidad de Bonn, nos muestra las distintas activaciones neuronales dependiendo de cada caso.
    A través de resonancias magnéticas tomográficas, técnicas por las que se obtienen imágenes resultantes de la energía que libera el cerebro gracias a un campo magnético, se analizó la actividad cerebral de 38 sujetos.
    Estas personas debían realizar determinadas tareas a las que prometieron una recompensa económica una vez finalizadas. Las tareas consistían en reconocer un número dibujado mediante puntitos que aparecía en un monitor, se formaron 19 parejas que debían realizar esta tarea, tumbados frente al monitor en cuestión.
    Las respuestas se premiaban con una cantidad económica que podía variar desde los 30 hasta los 120 euros. Cada respuesta acertada era comunicada al momento, al igual que el importe obtenido. Al parecer, quienes recibían más dinero mostraban más actividad cerebral que quienes recibían menos dinero. Cada respuesta acertada y errada por el compañero, producía en el acertante una actividad mayor y dependiendo de si acertaba, fallaba o acertaban ambos participantes, la actividad fluctuaba.
    Los datos del estudio han sido publicados en la prestigiosa revista científica Science. Y como vemos el estudio no hace sino corroborar el gran poder que ejerce ciertos montones de papel y unos cuantos metales acuñados a los cuales les damos un cierto valor.
     


  2. mendeleyev

    mendeleyev Suspendido

    Registro:
    7 Set 2007
    Mensajes:
    1,668
    Likes:
    2
    Por lo general, atribuimos nuestro fracaso financiero a un sinfín de factores y circunstancias ajenos a nosotros mismos. Pero el verdadero culpable de que nuestras inversiones generen pérdidas es nuestra estructura cerebral.

    La razón de esto es que los reflejos que les aseguraron la supervivencia a nuestros ancestros no son los más idóneos para nuestra vida financiera. De hecho, nuestro cerebro puede matarnos desde un punto de vista financiero. Afortunadamente, no todo está perdido.

    Basta con que entendamos cómo funciona nuestro cerebro, para que podamos aplicar sus potencialidades al mundo de las finanzas. Y esto es exactamente lo que busca la nueva disciplina de la neuroeconomía.