¿Donde esta el despertar fujimorista?

Publicado en 'Política' por cien fuegos, 7 Oct 2010.





  1. cien fuegos

    cien fuegos Miembro frecuente

    Registro:
    2 Oct 2010
    Mensajes:
    180
    Likes:
    33




    Sí, arrasó la primera vuelta
    Según los resultados dados por la ONPE, los candidatos que pasaron la valla del 30% de votos válidos y que, por tanto, serían los nuevos presidentes regionales son:

    [​IMG]Arequipa: Juan Manuel Guillén de Alianza por Arequipa, con el 31.6% de votos válidos.
    Cajamarca: Gregorio Santos del Movimiento de Afirmación Social, con el 31.7% de votos válidos.
    Cusco: Jorge Acurio de la Gran Alianza Nacionalista, con el 34.4% de votos válidos.
    Junín: Vladimir Cerrón del Movimiento Perú Libre, con el 34.7% de votos válidos.
    Moquegua: Martín Vizcarra de Integración Regional por Ti, con el 38.6% de votos válidos.
    Piura: Javier Atkins de Unidos Construyendo, con el 49.1% de votos válidos.
    San Martín: César Villanueva de Nueva Amazonía, con el 43.4% de votos válidos.
    Callao: Félix Moreno de Chimpum Callao, con el 49.8% de votos válidos.

    De estos ocho triunfos, seis son de agrupaciones progresistas o de izquierda que han recibido importante respaldo de la población en sus respectivas regiones. Asimismo, cabe destacar, el contundente triunfo de la alianza de centro-izquierda en Piura, cuyo respaldo, hasta el momento, se acerca al 50%. ¿Será esta la fórmula de éxito electoral?

    Algunas candidaturas que también ganarían en primera vuelta son:
    Áncash: César Álvarez de Cuenta Conmigo, con el 32.1% de votos válidos.
    Apurímac: Elías Segovia de Poder Popular Andino, con el 32.9% de votos válidos.
    Tacna: Tito Chocano de Acción Popular, con el 31.7% de votos válidos.
    Ucayali: Jorge Velásquez de Integrando Ucayali, con el 35% de votos válidos.
    La Libertad: José Murguía del APRA en La Libertad (38.2%), quien aún viene peleando voto a voto con Manuel Llempén de Alianza para el Progreso (36.2%).

    Por otro lado, habría segunda vuelta en las siguientes regiones:
    Ica: entre Alonso Navarro del Frente Progresista Iqueño y Eduardo Cabrera de Fuerza 2011.
    Lambayeque: entre Humberto Acuña de Alianza para el Progreso y Manuel Valverde del APRA.
    Madre de Dios: entre José Aguirre del Bloque Popular y Simón Horna de Amor por Madre de Dios.
    Pasco: entre Tito Valle de Somos Perú y Klever Meléndez de Todos por Pasco.
    Tumbes: entre Wilmer Dios del Faena y Gerardo Viñas por Luchemos por Tumbes.
    Lima: Entre Nelson Chui de Concertación para el Desarrollo Regional y Andrés Tello del Apra o Javier Alvarado de Patria Joven.

    Además, habrían nuevas elecciones también en Puno, Ayacucho, Huancavelica y Loreto. En estos últimos casos, las diferencias entre uno y otro candidato aún no confirman entre qué alternativas políticas se llevaría a cabo una próxima elección.

    Como se observa, el APRA aún viene peleando por posicionarse en La Libertad y Lambayeque, pero le es difícil porque tiene como principal contendor a Alianza para el Progreso, una agrupación regional que en la costa norte viene creciendo y consolidándose como una alternativa de “buen gobierno”. En tanto, el PPC y su alianza con el movimiento Juntos por Amazonas aún no pueden cantar victoria mientras que el fujimorismo sigue avanzando en Huancavelica, Apurímac, Ayacucho y, quizás, en Ica.

    Menos fragmentación, alianzas locales y el progresismo

    Si bien estamos frente a un escenario regional fragmentado por las 324 listas que compitieron en las elecciones del domingo pasado, la investigadora del IEP, María Isabel Remy señala un aspecto con el cual coincidimos: “el comportamiento electoral de la ciudadanía ha aminorado la fragmentación”. De esta manera, que no estemos frente a una “avalancha” de segundas vueltas resulta positivo y favorece una mayor gobernabilidad en regiones, las que en varios casos tienen conflictos sociales que urgen resolver.

    Asimismo, este sufragio deja una importante lección para los partidos políticos, los que, para ser nuevamente una alternativa política viable en las regiones, deberán formar alianzas con los movimientos locales e “independientes”, los grandes triunfadores en esta elección. Finalmente, se observa que la izquierda y los sectores progresistas vienen acumulando poco a poco fuerzas no solo en Lima sino en otras seis regiones que ya mencionamos. ¿Se debe cantar victoria? Aún no. Se espera que estos gobiernos regionales elegidos realicen una gestión eficiente, que les permita seguir contando con el respaldo de quienes ahora les han otorgado su confianza.