Demian: la dualidad de Hesse

Publicado en 'Literatura' por Lizardking, 28 Jul 2011.





  1. Lizardking

    Lizardking Miembro de bronce

    Registro:
    18 Jul 2011
    Mensajes:
    1,697
    Likes:
    893




    Si se hace un paralelo entre los libros que considero como "la santísima trinidad" de Hesse: El lobo estepario, Siddharta y Demian, pues se podrán dar cuenta que el autor trata de mostrarnos los dos lados de los seres humanos (me refiero al oscuro y al claro).
    En Siddharta, el lado oscuro se presenta cuando el protagonista empieza a sentir amor por el dinero, las apuestas, y bueno, incluyamos también los placeres carnales; mientras que el lado claro lo representa el samana del bosque, quien buscaba la respuesta. Si hablamos del El lobo estepario, pues por un lado estaba el lobo que mostraba sus filudos colmillos asqueado de la vida, y por el otro, el señor Haller, quien sentía una tranquilidad infinita al sentarse en la escalera junto a la araucaria. Y pues en Demian, teníamos la armonía y pureza del hogar de sinclair (el cual simboliza el Edén), y todo lo negativo que se encontraba tan sólo al cruzar la puerta de su casa; lo oscuro y pecaminoso, representado por Demian.
    Sinclair, quien había asumido los valores paternos de la virtud cristiana, ahora se siente atraído por los aspectos de la vida que el cristianismo ha desterrado como detestables.

    En fin, creo que cuando lleguemos a encontrar el equilibrio entre lo oscuro y lo claro (que en este libro está representado por el dios Abraxas), pues seremos como "el pájaro que rompe el cascarón. El cascarón es el mundo. Quien quiera nacer, tiene que destruír un mundo. El pájaro vuela hacia dios... El dios es Abraxas".
     
    A Pollo_, Drarp y Wander les gustó este mensaje.


  2. Esto es muy feo

    Esto es muy feo Suspendido

    Registro:
    22 Jun 2011
    Mensajes:
    147
    Likes:
    64
    Oye moy boneto lo que deces del Germán este eh! :O

    Pero esa visión de la dualidad es muy simplona, prefiero el término "paradoja", eso de equilibrio me suena a espectáculo circense. Creo que el Germi representó muy bien el típico sentimiento de asco moderno, un sucesor sería el Pol Oister. :yeah: