Cuba : Esperanza de Libertad ¡

Publicado en 'Actualidad Mundial' por chestter, 18 Feb 2009.





  1. chestter

    chestter Miembro de bronce

    Registro:
    22 Nov 2008
    Mensajes:
    1,484
    Likes:
    321




    Hay una esperanza de libertad para miles de cubanos que malviven en la isla del dictador Fidel Castro. España quiere rescatar a los nietos de sus inmigrantes, cientos de miles de descendientes de españoles podràn acogerse a esta opciòn, principalmente en Cuba y en Argentina paìses a donde mayormente emigraron miles de españoles a principios del siglo XX.


    Miles de cubanos podrán recibir pasaportes españoles

    Desde que entrara en vigor la normativa conocida popularmente como “ley de nietos”, el consulado español en Cuba ha recibido más de 25 mil solicitudes

    Norberto Luis Díaz apenas podía reprimir una ancha sonrisa cuando se convirtió en el primer cubano que recibe un pasaporte español gracias a la Ley de Memoria Histórica que entró en vigor a finales del año pasado.

    “Es un gran momento para Cuba y para España”, dijo el cónsul español en La Habana, Pablo Barrios, cuando le entregó el ansiado documento. “¡Y para mí!”, se le escapó a Norberto, quien también exclamó un “¡Viva España!” mientras posaba feliz con su flamante pasaporte para las cámaras que registraban la pequeña ceremonia.

    Este cardiólogo de 38 años ya está acostumbrado a los flashes y las entrevistas. Dio unas cuantas cuando, el mismo día en que entraba en vigor la ley, el 29 de diciembre de 2008, se convirtió en el primer cubano que solicitaba formalmente la nacionalidad española apelando a la de su abuelo, un canario que emigró a Cuba en 1916 y que “no regresó nunca a España”, relató.

    El retorno lo protagonizará ahora él, ya que este mismo domingo partirá a la “patria”, primero “unos días a Madrid y luego a Valencia”, donde le espera ya una oferta laboral como médico.

    “Es algo que me corresponde por derecho propio porque mis ancestros son españoles y no es lo mismo ir a un país con la nacionalidad que ir a la deriva, me gustan las cosas legales, tranquilas”, explicó su decisión de solicitar la nacionalidad española.

    En el mes y medio que ha transcurrido desde que entrara en vigor la normativa conocida popularmente como “ley de nietos”, el consulado español en Cuba ha recibido más de 25 mil solicitudes y ya aprobó unos 350 expedientes.

    El consulado estima que en los dos primeros años de vigencia de la ley, se recibirán hasta cien mil solicitudes por año, y que el número de “nuevos españoles” podría oscilar entre 50 mil y un máximo de 75 mil.

    De este modo, en los dos primeros años de vigencia de la ley, que probablemente se extenderá a un tercero, el número de cubanos que podrían convertirse en españoles podría llegar a 150 mil, en un país con poco más de 11 millones de habitantes.

    A través de este caso, la esperanza renace en cubanos como Reinaldo Puertas, un ministro evangélico de 58 años que, pese al inusual frío que azota este día La Habana aguarda estoico la cola en el consulado español, se le iluminó la cara al saber que uno de sus compatriotas ya tiene en sus manos el documento que también él ansía. /DPA


    :hi:good bye fidelito.
     


  2. Diet

    Diet Suspendido

    Registro:
    27 Mar 2007
    Mensajes:
    1,207
    Likes:
    2
    Joder tio... a mi me da pena el resto de cubanos sin sangre española que tienen que de quedarse.

    Pero la cosa tambien va contra España, en hay creo que la cosa ya no esta tan bien como antes.

    Saludos.

    Posdata: a todo esto, que creen que rebuzne chavez? O_o
     
  3. chestter

    chestter Miembro de bronce

    Registro:
    22 Nov 2008
    Mensajes:
    1,484
    Likes:
    321
    El primer cubano con pasaporte español por la "ley de nietos", llega feliz a la tierra de sus ancestros

    Norberto Díaz, el primer cubano con pasaporte español, cardiólogo de 38 años y nieto de canarios, ha llegado hoy al aeropuerto de Madrid -Barajas "muy feliz" por regresar a su país, a la tierra de sus ancestros, según ha dicho

    EFE | MADRID Su primera paciente en España, la jefa de mantenimiento del Senado, Asunción Moiño, se deshace en halagos y dice de él que es un ser "excepcional", como médico y como persona, aunque sólo le conoce del avión, donde tuvo que ser atendida por Norberto al perder el conocimiento y sufrir una arritmia.

    Gracias a la llamada "ley de nietos", este cardiólogo ha podido venir a España, de donde su abuelo paterno salió en 1916, y donde él ahora tiene la intención de fijar su residencia para siempre, concretamente en Valencia, ciudad en la que ya le espera una propuesta de trabajo y "amistades buenas".

    Tras esperar casi dos horas a recoger su maleta, que "andaba perdida" y donde dice lleva "todo lo que tiene", es felicitado por unos guardias civiles del aeropuerto que saben de su historia y le dan la bienvenida.

    En sus declaraciones a los medios afirma que "es el soñador de la familia" y que ese era su sueño desde bien pequeño: "Vivir en el país de mis abuelos, en mi país".

    articulo completo : http://http://www.laopinion.es/secc...pasaporte-nietos-llega-feliz-tierra-ancestros



    [​IMG]

    Norberto Diaz primer cubano con pasaporte español
    a su llegada a Barajas

    :yeah:
     
    Última edición: 18 Feb 2009
  4. ArsenaL

    ArsenaL Miembro diamante

    Registro:
    11 Ago 2008
    Mensajes:
    11,939
    Likes:
    4,303
    la misma historia de el balserito cubano?

    habra ke esperar... haber ke pasa...
     
  5. chestter

    chestter Miembro de bronce

    Registro:
    22 Nov 2008
    Mensajes:
    1,484
    Likes:
    321

    Chàvez dirà lo que diga Fidel, no ves que es su ayayero.
    Fidel dirà que son unos "gusanos vendidos al capitalismo" igual como calificò
    a quienes huyeron a Miami, escapando del paraiso socialista.

    :P
     
  6. chestter

    chestter Miembro de bronce

    Registro:
    22 Nov 2008
    Mensajes:
    1,484
    Likes:
    321
    <H1>Cubanos en busca de un destino mejor</H1>Cubanos en Uruguay El oftalmólogo Vladimir Villamil se casó con una uruguaya y ahora reside en México; el canciller Gonzalo Fernández colaboró con su salida del país tras hablar con Sanguinetti



    PABLO MELGAR
    En Uruguay viven unos mil cubanos. Algunos llegaron con el aval del gobierno de los Castro, otros como disidentes escapando de un régimen que entró en su segundo medio siglo. Pero todos salieron de la isla buscando un mejor horizonte.
    Los hay deportistas, médicos, ingenieros, estudiantes o simples peluqueros que sentaron raíces en estas tierras.
    El año pasado hubo por lo menos siete matrimonios de parejas conformadas por cubanos y uruguayos. La comunidad cubana es muy pequeña, no llega al millar según informaron a El País en la Embajada de Cuba.

    Sin embargo, muchas de las historias que cada uno de estos migrantes portan revisten carácter novelesco, mezclan aventuras, componentes políticos, espionaje, gobiernos en pugna y algún romance con el telón de fondo del Caribe, del Río de la Plata o hasta del mar del Japón.
    A principios de febrero tomó estado público la decisión del fondista Aguelmis Rojas y su entrenador Rafael Díaz de no regresar a Cuba junto a la delegación de atletas que los trajo a Uruguay.
    El caso de estos atletas estuvo precedido de otro de gran revuelo político, el del oftalmólogo Vladimir Villamil Martínez, quien llegó a Montevideo integrando la misión cubana de la Operación Milagro y, según le contó a un amigo, se enamoró del país y después se supo que también de una uruguaya.
    El oftalmólogo uruguayo Harrison Cossio que trabaja en el Saint Bois conoció a Villamil y en pocos días fue un protagonista involuntario de esta historia. "En el Saint Bois algunos colegas no me hablan, el otro día me encontré con uno de ellos en un shopping y me trató de traidor", narró Cossio a El País. Lo que le recriminan es haberle ofrecido alojamiento a su colega cubano.
    Villamil es hijo de Nidia Diana Martínez Piti, una diputada del Partido Comunista Cubano y presidenta de la Comisión de Salud del Parlatino.
    El médico fue subdirector del hospital de Oftalmología de La Habana y vicepresidente de la Cátedra de Cirugía Ocular de la Universidad de La Habana y un profesional de primer nivel en su país, además de ser un hombre "apto" en la jerga del régimen para salir de la isla en misiones oficiales.
    Cossio, que fue un ciudadano clase C (políticamente proscripto) durante la dictadura uruguaya (1973-1985) y tiene un cuadro del Che Guevara en su biblioteca, le dio un lugar en su propia casa como un gesto solidario. Tuvo que soportar que en su trabajo le dijeran que se había "robado" a su colega cubano, quien estuvo "refugiado" por un período cercano a los seis meses hasta fines de diciembre de 2008.
    Pero no fue fácil la situación para Cossio. Se sabía vigilado por los servicios de inteligencia cuyos agentes se paseaban por la puerta de su casa como esperando algo que nunca aparecía, o un automóvil que se instalaba por horas en la cuadra sin ninguna razón aparente.
    Por aquellos días Villamil fue declarado desaparecido, hasta que El País le hizo una entrevista. Desde la casa de Cossio llamaron a los despachos de algunos dirigentes políticos, entre ellos José Mujica y Danilo Astori, con el propósito de facilitar la salida del país de Villamil y conseguir la rehabilitación del título del oftalmólogo.
    Finalmente consiguieron que el senador y ex presidente Julio María Sanguinetti se interesara por el tema y mantuviera una conversación con el canciller Gonzalo Fernández, quien terminó gestionando una solución para que el cubano pudiera salir de Uruguay.
    Sanguinetti confirmó a El País su participación en el asunto y recalcó que el procedimiento se hizo en silencio para "no politizar" la situación.
    Cossio cuenta que el compañero de habitación de Villamil en el Saint Bois, llamado Enrique, tuvo que vivir momentos muy duros tras la "deserción" del médico.
    También señala que dentro del personal que componía la brigada estaba una enfermera llamada Bienvenida, una importante autoridad dentro del Partido Comunista Cubano, y una cirujana que tenía alta graduación militar, ambas destinadas a vigilar a la delegación de profesionales de la isla. Los pasaportes del equipo no estaban en poder del personal, integrado por unas 30 personas entre médicos, enfermeros y hasta cocineras.
    La aventura de Villamil siguió en Uruguay con su casamiento con una psicóloga uruguaya y desde el 23 de diciembre reside en México, aunque sus amigos uruguayos prefieren no decir su localización actual, "por seguridad", aclaran.
    El oftalmólogo recuperó su título luego de que le fuera retirado tras abandonar el Hospital de Ojos. De hecho aporta a la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Profesionales Universitarios como cualquier uruguayo. Cossio relató entre sonrisas que en el invierno pasado se vio "obligado" a recordar su vida como católico ya que su amigo cubano "es muy religioso". Varios domingos tuvo que ir a misa para lo que salía con un sombrero amplio "para disimular un poco" rumbo a la parroquia de la Blanqueda.