Crisis del partido político APRA en Perú: líderes apristas denuncian corrup

Publicado en 'Actualidad Nacional' por Julacho, 21 May 2010.





  1. Julacho

    Julacho Suspendido

    Registro:
    27 Oct 2009
    Mensajes:
    6,896
    Likes:
    1,716




    Líderes del partido político APRA (Alianza Popular Revolucionaria Americana) del presidente peruano Alan García, denuncian la corrupción y la división moral e ideológica dentro de ese partido, el más antiguo y mejor organizado de Perú.

    En este post se incluyen entrevistas con los dirigentes apristas de base Jesús Guzmán Gallardo y Luis Alberto Salgado, quienes denuncian al sector aliado de García.

    [​IMG]
    <b>
    “La imagen del APRA está asociada a la corrupción, no a la decencia.”​
    </b>​
    Como saben los lectores de este blog, parte de mi familia participó en el Partido Aprista Peruano desde los años 1940, como activistas de un partido político que fue creado con una propuesta socialista, de defensa de los trabajadores obreros, campesinos y estudiantes, de lucha anti imperialista y nacionalista.

    El APRA o Partido Aprista Peruano nació en 1920 con el liderazgo de Víctor Raúl Haya de la Torre, un aristócrata trujillano que quiso promover un modelo continental anti-EEUU por medio de un partido que se oponga al colonialismo europeo y estadounidense, que promueva un gobierno de independencia cultural y económica de las Américas -- algo similar a lo que hace Hugo Chávez hoy en Venezuela.

    Pero el APRA de hoy está dominado por el sector neoliberal que dirige Alan García y su entorno -que es una verdadera mafia- utilizando el poder político como medio de corrupción y enriquecimiento ilícito, vendiendo el poder Ejecutivo a corporaciones privadas y grupos de poder, saqueando el país y abandonando a sus bases de apristas que se mueren con la ilusión de ver un Perú mejor.

    Estos videos y entrevistas me han sido enviados por email y los comparto.
    Esta es la peor crisis de toda la historia del APRA. La crisis de 1980 tuvo una connotación ideológica y se superó inmediatamente, la de ahora es una crisis ideológica, porque han querido tergiversar la doctrina del partido, pero también moral, lo que significa que la enfermedad de la corrupción ya ha hecho metástasis en
    el partido.”​
    Jesús Guzmán Gallardo

    Jesús Guzmán Gallardo es un líder aprista a quien conocí de niño cuando yo era miembro de la CHAP (Chicos Apristas Peruanos). Un dirigente de carrera que comenzó desde la adolescencia en la CHAP hasta llegar a ser Secretario General del APRA y luego fue electo al Congreso de Perú como diputado por Lima.

    Guzmán articipó en el desastroso primer gobierno de Alan García como presidente de la desaparecida Compañía Peruana de Teléfonos y como Superintendente Nacional de Aduanas. Hoy es un líder de los grupos de oposición dentro del APRA. Este video es de una entrevista del periodista César Hildebrant:



    La dirigencia del APRA actúa como una mafia

    Jesús Guzmán Gallardo, ex secretario general del Apra
    Entrevista Carlos Noriega
    El Apra se ha hundido en una profunda crisis por las denuncias de corrupción contra Jorge del Castillo y Omar Quesada, sus dos secretarios generales que se han visto obligados a dejar sus cargos. Jesús Guzmán Gallardo, ex secretario general colegiado del Apra y ex diputado, hace una crítica descarnada de lo que está pasando en el Partido Aprista y de la conducta de sus dirigentes, y cuestiona severamente la gestión presidencial de Alan García, a quien acusa de ser un traidor al aprismo.

    ¿Esta es la peor crisis del Partido Aprista desde el cisma de 1980?
    Esta es la peor crisis de toda la historia del Apra. La crisis de 1980 tuvo una connotación ideológica y se superó inmediatamente, la de ahora es una crisis ideológica, porque han querido tergiversar la doctrina del partido, pero también moral, lo que significa que la enfermedad de la corrupción ya ha hecho metástasis en el partido. Este componente moral de la crisis actual termina con los últimos resquicios de lo que fue la mística del partido y lo va a terminar por destruir.

    ¿La situación es tan grave como para hablar de una crisis terminal?
    Sí, el Apra marcha hacia su destrucción. Esta crisis va a terminar con el partido si es que no se produce una revolución interna que lleve a una renovación total de la dirigencia. Una renovación real, no como esa renovación que anunciaban los “cuarentones” con esa huachafería de membrete que se pusieron. Si se mantienen estos dirigentes y esta situación, el Apra va camino a su extinción.

    ¿La salida de Jorge del Castillo y de Omar Quesada de la secretaría general no contribuye para que el Apra comience a superar esta crisis?
    No. Mientras sus amigos sigan en la dirección del partido, la salida de ambos de la secretaria general es una farsa. Los miembros del Comité Ejecutivo Nacional del Apra tienen que asumir su responsabilidad histórica por actuar como una mafia…

    ¿El Apra se ha convertido en una mafia?
    No, no, yo no digo el Apra, me refiero a la actual dirigencia del Apra, que es una mafia que se cubre como se cubren los mafiosos.

    ¿Jorge del Castillo y Omar Quesada deberían ser expulsados del Apra?
    Sí, deberían ser expulsados. Y no solamente ellos, si no todos los que son sospechosos de actos de corrupción. No hay que esperar lo que diga el Poder Judicial, en el cual no hay confianza. Con Haya de la Torre el partido no habría mantenido a dirigentes cuestionados moralmente, no solamente de ahora, sino de hace tiempo, como Del Castillo y Quesada. Si Haya de la Torre estuviera vivo, alguien como Jorge del Castillo jamás habría tenido presencia en la vida del partido…

    ¿Por qué?
    Porque moralmente está cuestionado desde que era alcalde y por su estilo de hacer política, que solamente busca provecho personal. Yo he estado al lado de Haya de la Torre y tengo la autoridad para decir eso. Ni Jorge del Castillo ni Omar Quesada tienen catadura moral para representar al partido.

    ¿La corrupción que sacude a la dirigencia del Apra llega hasta Alan García?
    Yo diría que sí. Hay que ser no solo ingenuo, sino intonso en política, para creer que Alan García no sabía nada de lo que hacían sus ministros y altos funcionarios.

    ¿Alan García es el principal responsable de esta grave crisis del Apra?
    Sin duda, él es el mayor responsable. Desde 1983, cuando Alan García asumió la secretaría general, se ha impuesto en el partido una escuela que ha cambiado la forma de pensar de los militantes apristas, que ahora ya no piensan en la lucha política, sino solamente en el dinero. La actual militancia aprista es oportunista, sin trascendencia, quiere beneficiarse del poder. Alan García inauguró en el partido esa escuela alejada de principios y valores, que ve la política no como un afán de transformar las cosas en beneficio de los trabajadores y de los pobres, sino como la forma de resolver sus problemas personales, que puede pasar por arreglar su situación económica o por su afán de gloria, o ambos. Digo esto con la indignación y el sufrimiento de los apristas decentes.


     


  2. Julacho

    Julacho Suspendido

    Registro:
    27 Oct 2009
    Mensajes:
    6,896
    Likes:
    1,716
    La imagen del APRA está asociada a la corrupción, no a la decencia.
    Lamentablemente, tengo que aceptar que en estos momentos eso es verdad. Por culpa de los dirigentes del partido, los apristas estamos estigmatizados como corruptos. Decir lo contrario es mentirse a uno mismo. El gran cambio que necesita el partido comienza reconociendo que esa es la realidad.

    ¿Qué propone el grupo “Por el Rescate del Aprismo”, que usted encabeza, para cambiar el Apra?
    Esta es una crisis estructural, que ha tomado el corazón del partido. El partido no se puede recomponer con la actual dirigencia. Nosotros no reconocemos a este Comité Ejecutivo Nacional. Queremos cambiar la situación del Apra de raíz, cambiar a toda esta gente que ahora dirige el partido. Proponemos un congreso extraordinario, pero de abajo hacia arriba, no con comisiones organizadoras nombradas desde Palacio de Gobierno, ni por las actuales autoridades del partido. Nuestra lucha es ideológica y moral.

    Yo me sujeto a las ideas del aprismo auroral. Los jóvenes que están limpios, que no han pasado por las prebendas, que no ven como máxima aspiración de la política resolver sus problemas personales, son los que deben tomar el control del partido. Todavía mantengo esa esperanza. Confío en que la toma de conciencia de los militantes apristas sobre la crisis del partido se traduzca en una rebelión interna de las bases contra la actual dirigencia. Esa es la única forma de rescatar y reconstruir al partido…

    Pero usted ha dicho que la militancia actual del Apra es oportunista y que busca beneficiarse del poder. ¿En qué bases confía para reconstruir el Apra?
    Con las bases de esa escuela que solamente busca el beneficio propio no se puede hacer nada, pero sí con las bases del auténtico aprismo. Hay muchos compañeros decepcionados con lo que está pasando, pero su voz todavía no prevalece. Recuerdo la frase de José Martí: “Mis bueyes están enfermos, pero con estos bueyes tengo que arar y araré”. La lucha hay que darla aunque no se tenga el mejor ejército. El día que pierda la confianza en las bases apristas dejaré de luchar.

    ¿Cree que el Apra se pueda recuperar del descrédito moral en el que ha caído?
    Recuperar al Apra del descrédito que ahora sufre y reconstruir el partido es una tarea difícil que va a tomar un tiempo largo, pero creo que la lucha no está perdida y tengo la esperanza que esa recuperación se pueda lograr.

    ¿Qué sentimientos le despierta la actual dirigencia del Partido Aprista?
    Haber conocido a dirigentes apristas como Carlos Manuel Cox, Luis Heysen o Manuel Seoane, me hace sentir repugnancia de los actuales dirigentes del Apra. Yo he sido diputado y siento vergüenza ajena por la actual Célula Parlamentaria Aprista.

    A Luis Alberto Salgado lo expulsaron del Apra por criticar al gobierno y a la dirigencia aprista. ¿No le preocupa que a usted le pase lo mismo?
    Que me expulsen sería una condecoración. A ver, qué lo hagan. Si me expulsan, yo no pediría mi reincorporación. A Al Capone no le voy a pedir que me dé un certificado de buena conducta. ¡Por favor! He recibido amenazas por criticar al gobierno y a la dirigencia del Apra, pero no me van a callar con amenazas. Aunque me toquen una fibra muy sensible no me van a detener. Yo sé que decir lo que estoy diciendo me va a causar problemas, pero no tengo miedo.

    “Una vez Alan García me dijo que ser honesto no es importante”
    Usted denuncia la corrupción del actual gobierno aprista, pero fue funcionario del primer gobierno del Alan García, en el que hubo una corrupción extendida… Pero, por favor, hay funcionarios y funcionarios. Yo no llegué a los puestos que tuve porque era amigo de Alan García, lo hice porque tenía una trayectoria. En ese gobierno todavía había resquicios de moralidad, porque había hombres como David Tejada, que fue un ministro de Salud intachable, y a quien el ciudadano Carlos Vallejos no le llega ni a los talones.

    Yo no tuve ninguna acusación, ningún juicio por los cargos que ocupé. Nadie me puede acusar de algo irregular. Cuando era presidente de la Compañía Peruana de Teléfonos, el gobierno quería que la quebrara para venderla, pero yo la dejé con las cuentas en azul. Después que yo salí, Oswaldo Morán, que fue ministro de Transportes y que formó parte de la comisión organizadora del último congreso aprista, fue el responsable de la más grande estafa al facilitar la entrega de la empresa a Carrillo Smith, que tenía una trayectoria nefasta. No tengo nada de que avergonzarme de mi trabajo en ese gobierno.

    ¿No le faltó levantar más la voz en ese momento contra la corrupción?
    Silencio nunca tuve, lo que tuve fue una esperanza orgánica de que el partido se curara en salud, pero eso no se produjo. Yo fui testigo de la corrupción y del desgobierno que hubo, y pedí una comisión en el partido para investigar la corrupción y que se separara del partido a todos los que habían estado incluidos en escándalos de robos. Pero nunca se hizo una autocrítica del (primer) gobierno de Alan García porque en el partido faltó coraje y honestidad para hacerla. Fue un error del partido haber defendido a García después de ese (primer) gobierno.

    ¿Cuándo García era presidente en ese primer gobierno y usted funcionario público, habló con él de la corrupción que había?
    Sí, lo hice, y esa vez Alan García me dijo que ser honesto no era algo importante. En ese momento tuve clara mi decepción, pero todavía tenía la esperanza orgánica de que el partido cambie. Yo me opuse a que Alan García sea elegido secretario general en 1992, porque él quería ese cargo para blindarse de las acusaciones en su contra. A mí me comienzan a marginar del partido y a desconocer mis derechos partidarios desde que en 1990 pedí que se investigue la corrupción del gobierno de Alan García.

    “Alan García ha traicionado ideológica y moralmente al Apra”
    Usted ha acusado a Alan García de haber traicionado al Apra. ¿Su traición es ideológica o moral?
    Alan García ha traicionado ideológica y moralmente al Apra. Si alguna vez Alan García fue realmente aprista, ya dejó de serlo. El proceso de desmantelamiento del partido se inició en 1983 con la llegada de Alan García a la secretaria general y en este gobierno se ha consumado su traición. Con audacia y porque los apristas le dejamos el campo abierto, y ahí yo acepto una autocrítica, Alan García se ha apoderado del partido. El Apra de ahora ya no es el partido de Haya de la Torre, es el partido de Alan García.

    ¿Y cómo es el partido de Alan García?
    En un partido al servicio de una persona y de sus intereses. Es una versión nueva de ese caudillismo que tanto daño le ha hecho a la República. ¿Usted cree que después de haber conocido a Haya de la Torre, puedo creer en Alan García? Jamás. Pero no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista.

    ¿Cuál es la mayor traición del gobierno de García al pensamiento aprista?
    Alan García gobierna subastando al país, vendiendo los puertos, negándole derechos laborales a los trabajadores. Eso es traición a los principios apristas. Criminalizar la protesta social es una traición, porque eso no estaba escrito en nuestro ideario. Lo ocurrido en Bagua es la expresión típica de una dictadura, de una tiranía fascista. Como aprista siento indignación y rechazo por lo que hace este gobierno.

    ¿Cómo definiría en pocas palabras al gobierno de García?
    Como derechista, entreguista, inmoral y autoritario.

    ¿Qué opción electoral le ve al Apra?
    No le veo ninguna posibilidad. El Partido Aprista está destrozado, sin capacidad de lucha, sin ánimo, sin moral para ir a un proceso electoral. Como decía Sun Tzu: “Si no hay moral no hay batalla”. Creo que el Apra debería tener un candidato aprista verdadero que comience a lavarle la cara al partido.

    ¿Y quién puede ser ese candidato?
    Pueden ser Luis Alberto Salgado, David Tejada, Enrique Cox, que es hijo de Carlos Manuel Cox, o Lucho Negreiros, que es el único congresista aprista que defiende a los trabajadores y que critica al gobierno. Pero seguramente ninguno de ellos será candidato en estas elecciones.

    ¿A García le ve alguna opción de regresar a la presidencia el 2016?
    Si quiere volver a ser candidato, que sea candidato de la derecha pero no del Partido Aprista. Más de uno estaremos ahí para impedir que gane.
     
  3. Julacho

    Julacho Suspendido

    Registro:
    27 Oct 2009
    Mensajes:
    6,896
    Likes:
    1,716
    Luis Alberto Salgado

    Luis Alberto Salgado es abogado por la Pontificia Universidad Católica del Perú y máster en Ciencia Política por la Universidad de Montclair, Nueva Jersey, EE.UU, se ha especializado en Derechos Humanos siendo presidente fundador del Instituto de Derechos Humanos de Lima (IDH) en el año 2004. En 2006 fue nombrado Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de
    Derechos Humanos, MINJUS (Poder Ejecutivo) pero fue destituído por el presidente Alan García.



    Crisis del Apra debe verse en nuevo congreso nacional

    Entrevista Vilma Escalante
    En diálogo con La Primera, el militante aprista Luis Alberto Salgado, recientemente reincorporado al partido de gobierno tras haber sido expulsado por disidente, habla claro e indica que la salida de uno o dos dirigentes apristas no solucionará la crisis estructural que atraviesa su organización. “Discrepo de aquellos que dicen que la crisis es sólo una forma de turbulencia pasajera”, sostuvo.

    ¿Cree usted que la salida de los secretarios generales Jorge del Castillo y Omar Quesada pone fin a la crisis en el Apra?
    El hecho que los compañeros Wilmer Bendezú y Javier Morán hayan asumido internamente el cargo de secretarios generales (político e institucional, respectivamente) no resuelve la crisis del partido y eso lo saben ellos. Algunos han entendido que la crisis se resuelve con el cambio de uno u otro dirigente, yo discrepo con esta posición. Creo que la crisis es profunda, estructural y se viene acumulando a través de los años. Sería un poco ingenuo decir que el partido está en camino de solucionar su grave problema.

    Entonces, usted no coincide con el presidente Alan García y el primer ministro Javier Velásquez, quienes han calificado la situación en el Apra como “una turbulencia” pasajera…
    Discrepo con ellos porque creo que es un planteamiento muy simple el que están haciendo. Sostengo que no es una turbulencia, sino una crisis profunda que es el rasgo distintivo de esta situación crítica de emergencia, pero el tema de fondo es que todo esto va a afectar y va golpear muy fuertemente desde el punto de vista electoral al Apra y esto lo sabe muy bien el presidente Alan García y también (Javier) Velásquez. No se puede tapar el sol con un dedo.

    ¿Qué debe hacer entonces el Apra?
    Creo que debe convocarse a un plenario nacional del partido con los 25 secretarios regionales, que son las máximas autoridades del Apra, democráticamente elegidas. Estos secretarios deben sentarse para convocar a un Congreso Nacional que determine la elección por votación directa, universal y secreta, del secretario general y eventualmente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN). Con esta propuesta están de acuerdo varios apristas de base. Este es un camino con el que muchos apristas están de acuerdo, y es prácticamente la única salida que queda para empezar a resolver esta crisis gravísima que afecta al partido de Haya de la Torre.

    Sin embargo, hay apristas que aseguran que el mecanismo usado para reemplazar a los secretarios está bien y es usual.
    Son puntos de vista, se recurre a meros paliativos en este momento. Lo real es que la legitimidad que han obtenido, que es diferente a la legalidad de las actuales dirigencias nacionales del partido, está decreciendo y esto está vinculado al último Congreso, donde las autoridades del CEN y los secretarios generales no fueron elegidos en una elección con urnas, directa, secreta, sino a mano alzada. Otras decisiones en un congreso pueden tomarse a mano alzada, pero no la elección de un Comité Ejecutivo Nacional que va a regir los designios del partido por dos, tres o cuatro años, pues se restringe la voluntad de la militancia aprista y eso es lo que ha ocurrido el 7 de marzo.​


    ----- mensaje añadido, 21-may-2010 a las 12:57 -----

    ¿Y qué más pasó ese día?
    Ese día, en el congreso, los compañeros delegados me reincorporaron, antes inclusive que se lleve a cabo la elección a mano alzada de los miembros del CEN. Yo soy consciente de eso y lo agradezco; sin embargo, con la elección del CEN se optó por este camino simplista de restringir la participación democrática de otros compañeros de listas alternativas porque sólo se pudo presentar una lista, a partir de lo cual surgen los compañeros subsecretarios que ahora están como secretarios generales interinos, ese es un tema que hay que entenderlo bien para comprender la debilidad de la actual dirigencia nacional con respecto a lo que espera la militancia de todo el país y con respecto, también, a lo que esperan los secretarios regionales que tienen que ir asumiendo una mayor responsabilidad.

    En un primer momento, los secretarios generales se negaron a apartarse; pero, al parecer, se impuso la voluntad del presidente García.
    El presidente García en un primer momento habló de convocar a un plenario nacional y expresé mi coincidencia, pues muchos compañeros siguen pensando en un plenario para que se trate con mayor seriedad, profundidad y responsabilidad la situación del partido de Haya de la Torre. Por eso reitero mi pedido democrático que debe haber un plenario nacional y convocarse a un congreso nacional que defina el mecanismo más democrático para elegir a las autoridades en votación universal y donde el Apra y los apristas tienen que sopesar la gravedad de lo que afecta a la organización. La crisis no la pueden resolver una o dos personas, por más encumbradas que estén a nivel partidario. Es un tema que nos compete, atañe e involucra a cientos miles de apristas en toda la república y en consecuencia no olvidemos que es en ese origen democrático nacional en el que debe plantearse la solución.

    Al parecer, finalmente se impuso el planteamiento presidencial que no pasó por un plenario.
    Esto no ha terminado acá, el presidente ya no habla más del plenario, quiere decir tal vez que para él ya se terminó la crisis. En ese sentido, yo me permito discrepar, respetuosamente, de la opinión del presidente Alan García.

    Militantes apristas afirman que la decisión de separar a los secretarios fue para no perjudicar aún más al partido en las elecciones que se vienen, ¿qué opina usted?
    Es una expectativa prácticamente secundaria, es un consuelo que no alcanza ni va al fondo de la situación, esto parte de la visión de la prensa, de que inevitablemente hay un áurea, un ambiente, una imagen de corrupción que se asocia con el partido de Haya de la Torre; lo cual me parece profundamente injusto y, en cuanto a lo que nos toca, los apristas tenemos que buscar la vía para que eso deje de ser así, de tal manera, reitero, que se requiere que haya un cambio fundamental, sustancial en el rumbo que está siguiendo el partido y en la conducción que está siguiendo el Apra por parte del liderazgo. Es de la mayor importancia, es imperativo que el Apra se desvincule de esa atmósfera, de esa imagen o de esa sensación de corrupción y eso no se resuelve sacando a una o dos personas, sino tiene que haber una modificación sustancial en el rumbo que está siguiendo en este momento el partido de Haya de la Torre.

    Pero, ¿qué hacer?, pues muchos militantes apristas están implicados en actos de corrupción…
    En principio debe haber un cambio fundamental en la conducción del partido y eso sólo puede ser producto de una elección democrática que no ha habido. A partir de ese cambio los militantes, a través de sus delegados o a través la elección directa, pueden imprimir ese cambio fundamental en la conducción del partido.

    Usted respaldaría lo dicho por el ex secretario general del Apra, Jesús Guzmán Gallardo, quien dijo que el Apra está encabezado por una mafia.
    Creo que el actual liderazgo y los actuales dirigentes del partido que están manejando los destinos tienen una función muy deficitaria en la forma y el estilo de manejar al partido y uno de los principales responsables aquí es Mauricio Mulder que en cinco años y medio ha llevado al partido a esta situación. Lo que sí digo es que no han cumplido con el nivel de sus responsabilidades y eso incluye al ex secretario general Mulder.​

    No todos los apristas
    están del lado de Alan García, Jorge del Castillo y demás mafiosos. Estas declaraciones que publico son necesarias pero me parecen tardías -a menos de un año de las elecciones de 2011- cuando los apristas ya saquearon el país.

    De todas maneras incluyo estas notas para que se sepa la historia verdadera del APRA de hoy, a ver si los apristas recuperan su partido. Vale la pena.

    ----- mensaje añadido, 21-may-2010 a las 12:58 -----

    PERUANISTA - BLOG
     
  4. pipa

    pipa Miembro de oro

    Registro:
    31 Ago 2007
    Mensajes:
    7,521
    Likes:
    2,250
    jajajajajajajajajajajajajajaj
     
  5. Belano

    Belano Miembro maestro

    Registro:
    1 Ene 2010
    Mensajes:
    812
    Likes:
    151
    hombre, el apra dejó de ser el apra que quiso haya de la torre en el momento que murió. no es cosa de ahora. ya no queda partido alguno representativo, estamos en épocas de outsiders y partiduchos al paso.
     
    Última edición: 23 May 2010
  6. INFERNAL

    INFERNAL Miembro de bronce

    Registro:
    27 Jun 2009
    Mensajes:
    1,152
    Likes:
    297
    No me sorprende nada lo de ese partiducho
     
  7. joe guevara

    joe guevara Miembro de plata

    Registro:
    20 Mar 2010
    Mensajes:
    3,456
    Likes:
    966
    ya fue este partido de ladrones