Comprar, tirar y volver a comprar

Publicado en 'Actualidad Mundial' por Diego89, 25 Ene 2011.





  1. Diego89

    Diego89 Miembro de oro

    Registro:
    24 Jun 2009
    Mensajes:
    6,757
    Likes:
    5,583




    Baterías que se ‘mueren’ a los 18 meses de ser estrenadas, impresoras que se bloquean al llegar a un número determinado de impresiones, focos que se funden a las mil horas… ¿Por qué, pese a los avances tecnológicos, los productos de consumo duran cada vez menos?

    Rodado en Catalunya, Francia, Alemania, Estados Unidos y Ghana, Comprar, tirar, comprar, hace un recorrido por la historia de una práctica empresarial que consiste en la reducción deliberada de la vida de un producto para incrementar su consumo porque, como ya publicaba en 1928 una influyente revista de publicidad norteamericana, “un artículo que no se desgasta es una tragedia para los negocios”.

    El documental, dirigido por Cosima Dannoritzer y coproducido por Televisión Española, es el resultado de tres años de investigación, hace uso de imágenes de archivo poco conocidas; aporta pruebas documentales y muestra las desastrosas consecuencias medioambientales que se derivan de esta práctica. También presenta diversos ejemplos del espíritu de resistencia que está creciendo entre los consumidores y recoge el análisis y la opinión de economistas, diseñadores e intelectuales que proponen vías alternativas para salvar economía y medio ambiente

    Un foco en el origen de la obsolescencia programada.

    Edison puso a la venta su primer foco en 1881. Duraba 1500 horas. En 1911 un anuncio en prensa española destacaba las bondades de una marca de bombillas con una duración certificada de 2500 horas. Pero, tal y como se revela en el documental, en 1924 un cártel que agrupaba a los principales fabricantes de Europa y Estados Unidos pactó limitar la vida útil de las bombillas eléctricas a 1000 horas. Este cártel se llamó Phoebus y oficialmente nunca existió pero en Comprar, tirar, comprar se nos muestra el documento que supone el punto de partida de la obsolescencia programada, que se aplica hoy a productos electrónicos de última generación como impresoras o iPods y que se aplicó también en la industria textil con la consiguiente desaparición de las medias a prueba de carreras.

    Consumidores rebeldes en la era de Internet

    A través de la historia de la caducidad programada, el documental muestra también un poco de la historia de la Economía de los últimos cien años y aporta un dato interesante: el cambio de actitud en los consumidores gracias al uso de las redes sociales e Internet. El caso de los hermanos Neistat, el del programador informático Vitaly Kiselev o el catalán Marcos López, dan buena cuenta de ello.

    África, vertedero electrónico del primer mundo

    Este usar y tirar constante tiene graves consecuencias ambientales. Tal y como vemos en este trabajo de investigación, países como Ghana se están convirtiendo en el basurero electrónico del primer mundo. Hasta allí llegan periódicamente cientos de contenedores cargados de residuos bajo la etiqueta de ‘material de segunda mano’ y el paraguas de una aportación para reducir la brecha digital y acaban ocupando el espacio de los ríos o los campos de juego de los niños.


    Más allá de la denuncia, el documental trata de dar visibilidad a emprendedores que ponen en práctica nuevos modelos de negocio y escucha las alternativas propuestas por intelectuales como Serge Latouche, que habla emprender la revolución del ‘decrecimiento’, la de la reducción del consumo y la producción para liberar tiempo y desarrollar otras forma de riqueza, como la amistad o el conocimiento, que no se agotan al usarlas.

     
    A josearboleda le gustó este mensaje.


  2. Yastin Nigger

    Yastin Nigger Miembro maestro

    Registro:
    31 Mar 2013
    Mensajes:
    362
    Likes:
    158
    estaba por abrir un tema parecido...
    vergüenza les debe dar a los que no comentan porque saben en realidad que están siendo utilizados pero como su deseo de poseer cosas es más fuerte miran para otro lado

    el humano es la única criatura que se destruye a si misma porque en el fondo desprecian la vida
     
    A josearboleda le gustó este mensaje.
  3. chmk

    chmk Miembro de oro

    Registro:
    20 Oct 2010
    Mensajes:
    5,289
    Likes:
    3,963
    Las luces ahorradoras duran más que los focos convencionales. Y de poco los estoy reemplazando por focos led que son caros, pero con vida útil de 30 años.
    Es cierto que existe la obsolencia programada, pero es posible buscar artículos que duren más tiempo.
    La impresora de mi casa tiene ya 5 años, y sigue dando leche...
     
    A josearboleda le gustó este mensaje.
  4. Dark Zero

    Dark Zero Miembro de honor

    Registro:
    21 Ene 2009
    Mensajes:
    45,976
    Likes:
    19,239
    El problema es que los productos que duran mas cuestan bastante.. tengo una PSP que le doy duro por 5 años y sigue viva como si nada.
    Mi primo se compro una NDS y al 3er año ya esta en RIP.
     
    A josearboleda y chmk les gustó este mensaje.
  5. josearboleda

    josearboleda Miembro de bronce

    Registro:
    4 Jun 2013
    Mensajes:
    1,261
    Likes:
    527
    Los "focos ahorradores" aunque gastan menos (por allí leí que sólo la marca Philips ahorra de verdad lo que dice su empaque) contendrían MERCURIO, elemento tóxico a tal grado que ví en un video que en Gran Bretaña si rompes un foco ahorrador debes salir de esa habitación por mínimo una hora o algo así, luego con una ropa protectora de todo el cuerpo sacar los elementos rotos y limpiar esa habitacion, poner todo en un saco a la basura de reciclaje de productos peligrosos incluyendo la ropa hermetica que te pusiste todo con guantes y que tambien van a ese centro de tratamiento de productos nocivos.

    Lo mejor era usar los focos comunes (que gastan mucha corriente pero no son toxicos ni peligrosos para la salud) o sino los focos led (que ahorran mucho mas que cualquier cosa y al mismo tiempo no contienen toxicos ni nada peligroso).

    Y sí, los productos que duran mas cuestan mas pero ese es el precio del capitalismo y de seguir viviendo en una sociedad donde reina la "obsolecencia programada".

    Pronto se acabará de todos modos.

    El hombre va tomando conciencia de ello gracias a la Internet, unico medio libre de información (al menos en Latinoamerica).

    Link actualizado http://vimeo.com/18791196
     
    Última edición: 4 Jul 2013