Cecilia Blondet: “¿Cuándo es traición y cuándo amor a la patria?”

Publicado en 'Política' por Linuxis, 14 Ene 2009.





  1. Linuxis

    Linuxis Miembro maestro

    Registro:
    6 Nov 2007
    Mensajes:
    850
    Likes:
    23




    Cecilia Blondet: “¿Cuándo es traición y cuándo amor a la patria?”

    Publicado en: Perú 21
    Fecha: 13/01/09
    Tomado de: http://peru21.pe/impresa/noticia/cuando-traicion-cuando-amor-patria/2009-01-13/235543

    Cuando en julio del 2000 Fujimori celebraba su 'triunfo’ y muchas instituciones civiles denunciábamos la farsa, un coro de nerviosos y asustados personajes pidió silencio, paciencia y resignación en aras del orden y la seguridad del país y la región. No importaba el fraude que se estaba consagrando. Por encima de la democracia peruana pasaba la estabilidad nacional y continental, como si de nosotros, o de Fujimori, dependiera tal hazaña.

    Manteniendo las distancias, algo similar pasó cuando se descubrieron los 'petroaudios’. Sus denunciantes fueron acusados poco menos que de atentar contra el régimen por sectores del Gobierno y de aguafiestas por algunos empresarios. Era un momento en que, justamente, el Perú estaba viviendo la gloria del crecimiento económico e iniciaba una guerra contra la crisis financiera, desafío que requería de la unión de los peruanos. Una denuncia así afectaba la bonanza y la corrupción al más alto nivel debía reprimirse en silencio para preservar el desarrollo nacional.

    Este tipo de argumentos se usa para otros problemas: no denuncien a los militares violadores de derechos humanos porque nos quedamos sin defensa frente a los terroristas; no se discuta temas laborales (menos sindicales) porque desalentamos a la inversión extranjera, y ni abrir la boca sobre problemas ambientales porque se nos van las divisas de la minería. Como buenos pobres tercermundistas, tenemos que ser temerosos y precavidos para que el capital extranjero (y el nacional) no se ahuyente. La democracia, la lucha contra la corrupción o la transparencia no son valores fundamentales cuando se atenta contra los intereses de unos pocos.

    Pero, si este es el pensamiento de un sector de la política, de la empresa y de los medios de comunicación, ¿cómo nos explicamos esta nueva denuncia sobre los marinos chuponeadores, el interés del gobernante, el compromiso asumido por la fiscal de la Nación, quien personalmente presentó el caso, y la prolija investigación de la Policía Antidrogas? A pesar de las altas personalidades aparentemente vinculadas con el vergonzoso caso, y de la repetida presencia de marinos en actividad y en retiro involucrados, pareciera haber disposición para continuar y llegar a la verdad.

    ¿Será que, pensando en positivo, ya estamos viendo los primeros éxitos del nuevo Plan Anticorrupción presentado por el premier? Podemos aventurar nuevos tiempos si así fuera. Pero no hay que descuidarnos, siempre pueden aparecer los argumentos perniciosos diciendo que no debemos investigar a la Marina porque atentamos contra la institución de Grau… o lo que fuera.
    Y la Contraloría, ¿para cuándo?




    Fecha: 13/01/2009