Bolivia reclama a EEUU poner fin a las "fechorías" de la agencia USAID

Publicado en 'Actualidad Mundial' por luispardo, 26 Jun 2010.





  1. luispardo

    luispardo Suspendido

    Registro:
    8 Jun 2010
    Mensajes:
    524
    Likes:
    4




    El gobierno de Bolivia reclamó este viernes a su par de Estados Unidos poner fin a las "fechorías abusivas" que estaría realizando la agencia de ayuda USAID, como su presunta injerencia en los asuntos internos del país, para poder reencauzar las relaciones bilaterales.



    [​IMG]




    El presidente interino, Álvaro García, quien reemplaza al presidente Evo Morales, que asiste a la Cumbre del ALBA en Ecuador, afirmó este viernes que la injerencia estadounidense continúa a pesar de que Washington y La Paz negocian un acuerdo marco de cooperación sobre la base del respeto mutuo.


    "Hemos planteado que cualquier ayuda a Bolivia sea de Estado a Estado, y ahí nos hemos quedado estancados: mientras el canciller dialoga en una mesa, por bajo de la mesa USAID hace de sus fechorías de una manera abusiva y eso es lo que estamos diciendo: párenla, párenla", afirmó García.


    El gobierno izquierdista de Bolivia cree que hay una labor política desde Estados Unidos. Ambos países expulsaron a fines de 2008 a sus respectivos embajadores, luego de que Morales denunciara un supuesto golpe de Estado con el aval de Washington.
    En tanto, desde Ecuador, Morales declaró que no le "temblará la mano" para expulsar a USAID si continúa "conspirando" contra su gobierno.


    "De verdad no me va temblar la mano para expulsar a USAID. Que no vengan a conspirar contra las democracias y contra nuestra soberanía", dijo el mandatario en su discurso durante la inauguración de la Cumbre del ALBA.


    En La Paz, García reiteró que la agencia norteamericana, que ayuda con unos 69 millones de dólares anuales para programas sociales, de un total de 100 de toda la cooperación de Estados Unidos, realiza una labor de penetración directa o por intermedio de organizaciones no gubernamentales afines.


    De la ayuda que da USAID, "20 (millones de dólares) es (apoyo) técnico, y el resto de la ayuda es para sus amigotes, para su clientela política. Aquí la embajada quiere construir una clientela política de ONG, de políticos y líderes sociales, eso es franca, abusiva y injustificada intromisión", acotó.


    Según el presidente en ejercicio, USAID "financia cursos (de capacitación), publicaciones, financia organizaciones para promover conflictos y les hemos dicho que no tienen que hacerlo".


    El gobierno indicó en los últimos días que las protestas civiles en la región agrícola de Caranavi, al norte de La Paz, donde se produjeron dos muertos en mayo, y la marcha que iniciaron el lunes indígenas amazónicos hasta La Paz, fueron influenciadas por Estados Unidos, USAID u organizaciones no gubernamentales afines a Washington.


    Bolivia también señaló que la ONG Sociedad para la Conservación de la Vida Salvaje (WCS), ligada a la agencia de cooperación, promovió el rechazo de indígenas a la explotación petrolera que pretende realizar la binacional estatal Petroandina (Bolivia-Venezuela) en zonas andinas del país.


    Tanto la embajada norteamericana como su agencia de cooperación se han mantenido en silencio ante las denuncias del Poder Ejecutivo boliviano.


    La administración de La Paz ya anticipó que expulsará del país a USAID, al igual que lo hiciera a fines de 2008 con el embajador de Estados Unidos y la agencia antidrogas DEA, a quienes acusó de haber apoyado un supuesto complot de la derecha local.
    Washington, que negó los cargos y exigió pruebas, también declaró persona no grata al embajador boliviano y desde entonces a la fecha, ambas legaciones se encuentran en manos de encargados de negocios.


    El recrudecimiento de las dificultades en las relaciones sucede a cuatro semanas de la visita a La Paz del subsecretario de Estado norteamericano para América Latina, Arturo Valenzuela, quien se entrevistó con el canciller Choquehuanca.


    Ambos expresaron de manera pública su intención de acelerar la firma de un acuerdo marco de cooperación, sobre la base de respeto mutuo, y de reencauzar las relaciones bilaterales, con la nominación de los nuevos embajadores, aunque, ahora, todo parece quedar en las buenas intenciones.

    AFP