Aterrizaje Ovni en Voronezh

Publicado en 'Misterios y Enigmas' por omega, 21 Abr 2008.





  1. omega

    omega Suspendido

    Registro:
    21 Abr 2008
    Mensajes:
    72
    Likes:
    4




    El día 10 de Octubre, un periódico soviético el “Sovietskaya Kultura”, confirmaba la noticia difundida por Tass.

    Según este rotativo, tres niños fueron testigos privilegiados, “junto a las numerosas personas que aguardaban un autobús, de la visita del OVNI”.

    A la inicial sorpresa siguieron todo tipo de comentarios, así la agencia de noticias declaraba: “Tass nunca bromea. Si empezáramos con bromas dejaríamos de existir”…

    [​IMG]

    Uno de los niños testigos del extraño suceso de Voronez

    Los testigos de tal trascendental acontecimiento habían sido principalmente tres niños, Julia Sholojova, Vasya Surin y Zhenia Blinov, de la escuela de secundaria número 33 de Voronezh, y los hechos habían tenido lugar semanas atrás, si bien no hay unanimidad en las fechas se baraja entre el día 21 al 27 de septiembre, alrededor de las ocho y media de la tarde, aunque otras fuentes apuntaban a las seis y media.

    A esa hora, los tres amigos, al salir de la escuela, caminaban por el parque.

    De pronto, una gran bola o disco brillante comenzó a planear sobre las copas de unos árboles cercanos. Poco a poco fue descendiendo hasta posarse en el suelo y una vez logrado el aterrizaje, tres seres de una altura superior a la de los humanos salieron de su interior, acompañados por una especie de robot, y se dedicaron a inspeccionar el lugar y a recoger muestras del suelo.

    Poco después, de nuevo subían a bordo de la nave y desaparecían con la misma velocidad que habían llegado.

    La agencia Tass hacía constar en su comunicado que un equipo de científicos se había trasladado al lugar tan pronto como tuvo conocimiento de los hechos y se ocupaba en esos momentos de investigar lo sucedido.

    Tan importante medio de comunicación soviético decía que “científicos del Laboratorio de Geofísica de Voronezh han confirmado el reciente aterrizaje de un objeto volante no identificado y han encontrado en el lugar pisadas de alienígenas que habían dado un pequeño paseo por el parque, así como diversas huellas dejadas por la nave al posarse sobre la superficie”.

    [​IMG]

    La noticia de Tass abundaba en detalles y seguía: “Una gran bola de o disco brillante fue visto sobrevolando el parque. Tras aterrizar, se abrió una escotilla y por ella salieron tres criaturas o seres con formas humanoides, así como un pequeño robot”.

    La agencia citaba como fuentes de su sorprendente información a “testigos presenciales”, quienes habían precisado detalles de los visitantes del espacio como éstos: “Medían entre tres o cuatro metros de altura y tenían las cabezas muy pequeñas”.

    Según el corresponsal de “Sovietskaya Kultura” en Perm, E. Yefremov, “el lugar estaba abarrotado de gente que esperaba el autobús, y la muchedumbre pudo ver claramente cómo se abría la compuerta del OVNI y al humanoide que apareció en la abertura acompañado por un pequeño robot de movimientos mecánicos reminiscentes del entrañable R2-D2…”.

    De acuerdo también con lo que publicó el diario “Sovietskaya Kultura”, uno de los gigantes se dedicó a estudiar el terreno detenidamente, emitió un sonido especial y trazó sobre el suelo “un triangulo luminoso de unos 30 por 50 centímetros”. Dicho triángulo desapareció en un abrir y cerrar de ojos. Instantes después, el supuesto ser extraterrestre palpó el pecho del pequeño robot y éste se puso en movimiento”.

    Presa del pánico, uno de los niños del parque se puso a gritar…y el extraterrestre lo paralizó con su mirada.

    [​IMG]

    Dibujo del OVNI con la H de Ummo

    Vasya, Zhenia y Julia, fueron sometidos a múltiples preguntas, llegando a dibujar con trazos infantiles su visión de la nave espacial. Los dibujos coincidían sin duda alguna, una especie de esfera o “melón” alargado, además con un curioso detalle, una especie de insignia parecida a la H de Ummo, del conocido OVNI de San José de Valderas (Madrid).

    También por los dibujos supimos que estos gigantescos seres tenían tres ojos, o eso les pareció a ellos, y que uno sacó una especie de fusil de medio metro de longitud. Inmediatamente apuntó hacia un chico de 16 años que se encontraba en el lugar y accionó la supuesta “arma”.

    El muchacho desapareció en el acto.

    Minutos después, cuando levantaron el vuelo, el desaparecido volvió a hacer acto de presencia y en su cuerpo no había la más mínima señal.

    Aseguraban también que un haz de luz muy potente salía del pecho del robot que acompañaba a los extraños seres y que los tres ojos de éstos también desprendían una gran luminosidad.

    [​IMG]

    Recreación de los seres junto a los niños

    El OVNI, que había descendido envuelto en una luz de tono rosa, tenía un color rojo oscuro, casi granate, y los niños calcularon su tamaño en unos 10 metros de diámetro. Al apoyarse en la tierra del parque utilizó una especie de patas. Los alienígenas llevaban un atuendo a base de mono plateado con un disco o escudo a la altura del pecho y botas altas color oscuro.

    Poco después se ampliaba la información con declaraciones de un científico, el jefe del Laboratorio de Geofísica de Voronezh, Genrij Silanov.

    “Hemos identificado –decía- el lugar del aterrizaje utilizando sistemas de biolocación. Con estos medios hemos localizado un círculo de unos veinte metros de diámetro, donde, según los datos obtenidos, se produjo el contacto de la nave”, “dentro de el se ven cuatro hendiduras de 4-5 centímetros de profundidad y de 14-16 centímetros de diámetro cada una, situadas en los cuatro puntos de un rombo”.

    Silanov continuaba en sus manifestaciones con estas palabras: “Hemos utilizado el método de biolocación para detectar huellas de los seres que descendieron del OVNI. El camino que siguieron, según nuestros análisis científicos, coincide con el que describieron los testigos en un primer momento, así como con los demás detalles y circunstancias del aterrizaje”.

    Ante tal espectacular noticia, la agencia de noticias insistía en la veracidad del fenómeno, así como los científicos soviéticos insistiendo en la realidad de la existencia del OVNI de Voronezh.

    En palabras de Silanov “No sabemos con exactitud de qué se trata, pero algo muy extraño ha ocurrido en este lugar. Hay pruebas del aterrizaje de un ‘objeto volante no identificado’ y en el Laboratorio de Geofísica de Voronezh, del que soy director, se están investigando las pruebas que dejó en el suelo, entre ellas la de una misteriosa piedra de color rojo oscuro” (otros medios hablaban de dos piedras y de color azul).

    En el periódico local “Sovietskaya Kultura” se acumularon los testimonios de toda clase de ciudadanos corroborando el suceso ocurrido en el parque.

    Era como si Voronezh hirviese de testimonios.

    Policías, periodistas y científicos comprobaron que el relato de cada uno de los niños, realizado por separado, coincidía en todos los detalles, incluidos los mas insignificantes.

    Para la agencia Tass además se habían producido tres aterrizajes en el lugar, entre el 21 y el 29 de septiembre de 1989.

    Para el doctor Silanov, “algo absolutamente inédito para nuestro planeta ocurrió en Voronezh el 27 de septiembre”.

    EL GOBIERNO DE LA URSS SE DESENTIENDE DEL CASO

    Por aquel entonces, la agencia oficial Yugoslava Tanjug, declaraba alarmada : “si hay que confiar en la Prensa soviética y en Tass, en los últimos días los extraterrestres han lanzado una auténtica invasión masiva en la URSS y, en vista de ello, es muy extraño que no haya habido reacción alguna, al menos una declaración, del Ministerio de Defensa soviético”.

    Sin embargo, la postura oficial no se haría de esperar.

    Representantes de los Ministerios de Defensa y de Interior de la Unión Soviética manifestaron que “no es competencia de estos departamentos el caso del posible aterrizaje de extraterrestres en la ciudad de Voronezh”.

    El órgano del Comité Central del Partido Comunista de la URSS creyó oportuno hacer hincapié en que “los únicos testigos están en la edad feliz de los 8 a los 15 años, cuando la imaginación estalla para convertir una chispa fugaz en un fuego ardiente”.

    Y el coronel del Ejército Sovietico Mijail Rebrov comentó irónicamente en el Krasnaya Zviezda (órgano de las Fuerzas Armadas) “no puede dejar de observarse que a los humanoides de lejanas galaxias les gusta visitar la Tierra precisamente cuando termina la suscripción de los periódicos y están en marcha la campaña para conseguir nuevos subscriptores de prensa, como ocurre en estos momentos en la URSS…”