Antonio Zapata: “Las cuotas de pesca”

Publicado en 'Política' por Linuxis, 18 Dic 2008.





  1. Linuxis

    Linuxis Miembro maestro

    Registro:
    6 Nov 2007
    Mensajes:
    850
    Likes:
    23




    Antonio Zapata: “Las cuotas de pesca”

    Publicado en: La República
    Fecha: 17/12/08
    Tomado de: http://www.larepublica.pe/?q=node/3897

    Meses atrás se aprobó la “Ley Rey” sobre cuotas por embarcación para la pesca industrial. En ese momento se encendió un debate entre empresarios, armadores y trabajadores; unos opinaban que la ley los perjudicaba, mientras otros la defendían. La semana pasada se ha reglamentado esta ley y como consecuencia entrará en vigencia bajo el Ministerio de la Dra. Elena Conterno. Se anuncia una temporada de tensiones y conviene comprender sus parámetros.
    El problema que busca resolver la ley es real y para que el Perú prospere en pesquería debemos resolverlo. Somos el primer país del mundo en capturas, medidas en toneladas de pesca industrial. Lo somos gracias a la naturaleza que nos ha dotado de una costa excepcional, donde los afloramientos alimentan cardúmenes inmensos de peces, empezando por la anchoveta. Se capturan alrededor de ocho millones de toneladas al año y se hace en dos temporadas, dejando una etapa intermedia para el desove y crecimiento de las crías.
    Pero, hasta ayer, el Ministerio fijaba una cuota global y abría la pesca. Una vez terminado el tiempo o alcanzada la cuota se cerraba el período de capturas. En este antiguo sistema, operaba un principio económico que obligaba a pescar rápido el máximo posible. Todo lo que uno dejara en el mar sería capturado por el competidor. Este principio ha llevado a la sobreinversión en barcos. Cada día son más sofisticados, están fabricados en acero, disponen de grandes bodegas, tienen cámaras de enfriamiento y se orientan por sonares que los conducen a los grandes cardúmenes. Los dueños de este tipo de barcos son los grandes empresarios de la Sociedad Nacional de Pesquería.
    Por su lado, esta flota es tan moderna que alcanzaba la cuota global en muy poco tiempo. La temporada, pensada para cuatro meses, se acababa en quince días. Los grandes barcos hacían rápido su faena. Pero, había que mejorar su calidad cada año. La competencia era feroz. Por ello, la deuda de la industria pesquera con el capital financiero era inmensa, ya que tenía que renovar su flota sin parar y cada gran barco cuesta un ojo de la cara. La pesquería peruana era la número uno del mundo en capturas, pero estaba muy endeudada y disponía de baja rentabilidad, porque tenía que sobreinvertir en capital fijo.
    Ese problema se encara con la ley de cuotas por embarcación. Ahora, cada uno sabrá cuánto le toca en el año; podrá programar su inversión y darle una vida larga a su máquina. Ha cesado el frenesí. Todos los grandes países pesqueros del mundo han hecho algo parecido y en principio también teníamos que entrar en esta dinámica. Aunque, siempre hay alguna trampa en el Perú.
    En este caso se trata de congelar la cuota. Ello significa que cada barco tiene una cantidad asignada y así quedará para adelante. La “Ley Rey” y el reglamento toman una fotografía del estado actual de la industria y norman que se mantenga. ¿Quién se beneficia con esa fotografía? Pues, muy obviamente aquel que ya está arriba. La ley le promete que seguirá siendo grande en el futuro. De ahí que el apoyo a la nueva norma proviene de los poderosos agrupados en la SNP.
    Por su parte, los medianos están descontentos. Ya no podrán crecer. Además, en el antiguo régimen, la acumulación de mucho pescado en poco tiempo, presionaba a los grandes a vender parte de su pesca y los medianos la compraban para procesarla por su cuenta. Ahora, el grande puede planear su año y no le sobrará nada. Los medianos también protestan porque, en el afán de ganarse a los chicos –dueños de barcos de madera– el reglamento les concede un 10% extra sobre su récord histórico.
    Los trabajadores también perderán, porque habrá menor necesidad de personal, pero los que permanezcan tendrán mayor estabilidad y posiblemente mejores sueldos. Sin embargo, indudablemente se reducirá el número total de trabajadores, para lo cual el reglamento contempla variadas compensaciones.
    En suma, habrá conflicto y también fragmentación, tanto entre empresarios como entre pescadores. Aunque la rentabilidad general de la industria ha de mejorar, ello será en provecho de los grandes tiburones.

    Fuente: IEP
     


  2. Dr.J

    Dr.J Miembro maestro

    Registro:
    26 Jun 2008
    Mensajes:
    660
    Likes:
    170
    La verdad de la milanesa es que la anchoveta, por el calentamiento global, ahora se encuentra mas dispersa, por lo que las naves pequeñas de menor tonelaje, llamese vikingas , llenan mas rapido su bodega y retornan a puerto en menos tiempo que las industriales de fierro, que se demoran en llenar bodega, (o al menos necesitan pasar su punto de equilibrio en costo) para que la faena le salga rentable.
    Dicen que ayudaran a los trabajadores sobrantes a cambiar de giro, pero si en el mundo hay una recesion global economica en donde muchos se estan quedando sin empleo (un ejem. las automotrices) y muchos estan retornando, a donde va a ir esta gente?, yo lo veo como un engañamuchacho, la cuota ya hace 3 años se mantiene en 6 millones, la pregunta es, crecera el volumen de anchoveta al no haber carrera olimpica?, pero si la cuota se mantiene?.
    ademas, quien mando hacer ese famoso informe? habra que preguntarle a la ministra.

    salu2
    Dr.J
     
  3. Athena

    Athena Miembro de oro

    Registro:
    3 Jun 2007
    Mensajes:
    6,870
    Likes:
    44
    Linuxis creo que la política general del gobierno no va a cambiar. Es iluso pensar que ello sucedería. Simon no tiene ningún poder frente a la política económica y redistributiva. Este es un hecho que se comprobará con más contundencia conforme pasen el tiempo. Pero ya que es interpretado como un giro de centro izquierda socialdemocracia (así es vendido por el propio García Pérez y por los analistas que se emocionan por conocerlo desde la Apafa del colegio de sus hijos), se cree que será más receptivo ante las demandas sociales (las cuáles se expresan a través de los conflictos, ya que no hay otra forma de intermediación política en el país). Por más que haya llevado a los salones de 28 de Julio a amigos progresistas (por ejemplo, Leyton),