Foros Perú


Foros Perú > Sociedad > Política


La Puñalada de Alvaro Vargas LLosa





Tunoentiendes Hombre
 
Avatar de Tunoentiendes
 
Mensajes: 4,271
Likes: 3,112
Registro: oct-2010
Ubicación: San Borja
15-dic-2012, 12:54
. Editado por Tunoentiendes 15-dic-2012, 13:13
#1


Miren el articulo que este sujeto escribe en el diario chileno "la Tercera":







Este es el encabezado del articulo:

Carta abierta a Torre Tagle
Creo que las posibilidades de que el Perú obtenga el triunfo son mínimas en lo que se refiere al reclamo principal -una delimitación marítima basada en una línea equidistante- y algo mayores, pero no muy grandes, en lo que se refiere al segundo, es decir, la determinación de nuestra soberanía sobre el llamado triángulo exterior, que está fuera de la zona marítima chilena y estaría dentro de la nuestra si ella rebasara el paralelo de latitud


Articulo completo:

Fuente: http://www.latercera.com/noticia/pol...re-tagle.shtml


Me pregunto.....mas alla de que cada quien pueda tener su opinion, ser peruano y escribir esto en un diario chileno en estos momentos no es algo traicionero?
A FLAMINGO le gustó este mensaje
Tunoentiendes está desconectado  


Temas similares:

Deadpool_201 Hombre
 
Avatar de Deadpool_201
 
Mensajes: 5,534
Likes: 8,631
Registro: may-2011
Edad: 21
Ubicación: Surco
15-dic-2012, 12:58
. Editado por Deadpool_201 15-dic-2012, 13:17
#2


Es su opinion, su análisis jurídico... No creo que creas que el Perú no va a ganar te convierta en traidor.
A averius, Caceres, Exa123 y otros 4 usuarios les gustó este mensaje
Deadpool_201 está desconectado  

Hector Ormano Hombre
 
Avatar de Hector Ormano
 
Mensajes: 14,097
Likes: 5,639
Registro: sep-2008
Ubicación: Dreamland
15-dic-2012, 12:58
. Editado por Hector Ormano 15-dic-2012, 13:03
#3


Lamentable a decir verdad. Y espero que se equivoque en cada una de sus postulados y se los trague.
A Raúl Rosas le gustó este mensaje
Hector Ormano está desconectado  

Tunoentiendes Hombre
 
Avatar de Tunoentiendes
 
Mensajes: 4,271
Likes: 3,112
Registro: oct-2010
Ubicación: San Borja
15-dic-2012, 13:08
#4


niños, esta bien que algunos amen a AVLL....pero porfavor leer letras negritas para entender el punto
A El Cid y Ratel les gustó este mensaje
Tunoentiendes está desconectado  

Deadpool_201 Hombre
 
Avatar de Deadpool_201
 
Mensajes: 5,534
Likes: 8,631
Registro: may-2011
Edad: 21
Ubicación: Surco
15-dic-2012, 13:20
#5


Hubiera sido mejor que lo escribiera en un diario peruano? ajajaja... da igual donde lo escriba, es su opinión, puede darla donde quiera, no tiene que importarle si no le gusta a los peruanos, a los chilenos o a quien sea.

P.D: Apenas se quien es AVLL, asi que no es que lo este defendiendo con toda mi alma...
Deadpool_201 está desconectado  

johnnyds04 Hombre
 
Avatar de johnnyds04
 
Mensajes: 1,943
Likes: 660
Registro: sep-2012
Edad: 18
Ubicación: Ciudad U.
15-dic-2012, 13:23
#6


Bueno, si bien es peruano, cada persona tiene su punto de vista.

Por ejemplo, el hecho de que diga que no voy a ver un partido de Perú porque sé que va a perder, no me hace traicionero, aunque muchos los consideren así.
johnnyds04 está desconectado  

averius Hombre
 
Avatar de averius
 
Mensajes: 11,766
Likes: 12,974
Registro: mar-2011
Ubicación: lince
15-dic-2012, 13:40
#7


es decir si mi opinion ira en contra de algo mejor me callo?


tiene sentido
averius está desconectado  

uncanny Hombre
 
Sin Avatar
 
Mensajes: 3,585
Likes: 3,880
Registro: dic-2011
Ubicación: villa maria
15-dic-2012, 13:50
#8


Es decir que si digo que la comida chilena en mi opinión es mejor que la comida peruana es una traición a la patria?

-.- estos peruanos y su cultura archipatriota, se sienten ofendidos por cualquier cosa tonta, pero cuando hablas de su educación se sienten orgullosos de ser los últimos por que según nosotros somo los más vivos y con calle de toda sudamérica
A Deadpool_201, ironjustice, juandi22 y otros 2 usuarios les gustó este mensaje
uncanny está desconectado  

Tunoentiendes Hombre
 
Avatar de Tunoentiendes
 
Mensajes: 4,271
Likes: 3,112
Registro: oct-2010
Ubicación: San Borja
15-dic-2012, 13:56
. Editado por Tunoentiendes 15-dic-2012, 14:01
#9


Cita:
Publicado por johnnyds04 Ver Mensaje
Bueno, si bien es peruano, cada persona tiene su punto de vista.

Por ejemplo, el hecho de que diga que no voy a ver un partido de Perú porque sé que va a perder, no me hace traicionero, aunque muchos los consideren así.
TE contesto a ti porque eres el unico que no parece ser uno de esos chiquillos trolles que pululan en la sección de política de este foro

A mi me parece que si bien es cierto que cada quien puede tener su opinion, si la opinion de uno es contraria a la que defiende su propio pais, hubiese entendido que la manifieste si es que alguien se la preguntara, pero otra cosa es publicarla justo en el medio del pais con el que se esta en disputa...eso en mi opinion es un mal gesto que denota falta de apego a su pais.....para mi este sujeto no se siente peruano
A FLAMINGO, MachineDramon, peruanoaz y Raúl Rosas les gustó este mensaje
Tunoentiendes está desconectado  

Jaimito_ Hombre
 
Sin Avatar
 
Mensajes: 633
Likes: 380
Registro: mar-2012
Edad: 20
Ubicación: en un iceberg
15-dic-2012, 13:58
. Editado por Jaimito_ 15-dic-2012, 13:59

Cita:
Periodista ve mínimas posibilidades de que Perú gane en la Corte de La Haya. Pide que, si finalmente se concrta la derrota, no caigamos en resentimientos hacia la nación vecina.
Carta abierta a Torre Tagle (Texto de Álvaro Vargas Llosa publicado hoy en el diario La Tercera, de Chile)

ME DIRIJO a ustedes -el Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú- usando el apelativo con el que se los conoce por la casona virreinal que les sirve de sede principal. Lo hago con respeto por sus vivos y sus muertos, entre quienes están algunos de los peruanos que más admiro. Tengo la esperanza de que vean un ánimo constructivo en estas líneas, con las que quiero expresarles que ha llegado la hora de un gran cambio de mentalidad.

Lo hago ahora que la fase oral del proceso de La Haya ha acabado y sólo falta el dictamen, probablemente dentro de pocos meses. Creo que las posibilidades de que el Perú obtenga el triunfo son mínimas en lo que se refiere al reclamo principal -una delimitación marítima basada en una línea equidistante- y algo mayores, pero no muy grandes, en lo que se refiere al segundo, es decir, la determinación de nuestra soberanía sobre el llamado triángulo exterior, que está fuera de la zona marítima chilena y estaría dentro de la nuestra si ella rebasara el paralelo de latitud.

Explicaré en seguida las razones por las que creo esto y me apresuro a decir que preferiría equivocarme. Temo, además, que el orgullo herido de muchos compatriotas pueda, si el fallo nos es adverso, frenar durante un tiempo el proceso de superación del trauma histórico, del que es prueba el vuelco que hemos dado a nuestras relaciones.

No dramatizo las cosas: confío en que la dinámica de los intercambios y el espíritu de los tiempos nos volverán a acercar, pase lo que pase. Pero es mejor celebrar triunfos que no se dan por seguros que sufrir derrotas que no se le pasan a uno por la cabeza, especialmente en el terreno de las relaciones exteriores, donde los sentimientos suelen adquirir una intensidad tribal muy poderosa que no facilita la sindéresis y el sentido de las prioridades. De allí mi aprensión.

El cambio de mentalidad que urge en Torre Tagle exige dejar atrás una forma de entender nuestras relaciones exteriores que tuvo mucho sentido en el pasado, porque la independencia latinoamericana produjo repúblicas indefinidas en tantos sentidos.

Esa mentalidad -de la que la generación que nos representa gallardamente en La Haya es tal vez el canto de cisne- se concentró en la definición de nuestras fronteras y nuestra identidad republicana de cara a los vecinos y el resto del mundo.

Hoy día, sólo una inseguridad en nosotros mismos puede justificar que ustedes sigan dedicando los mejores esfuerzos a algo que está esencialmente resuelto y que se resistan a actualizar la mentalidad decimonónica. Urge una nueva perspectiva que vea en la integración real -no la ritual que silba en la boca de políticos de poca monta, ni la dictada por la moda o la corrección política- la forma inteligente y patriótica de honrar la promesa de nuestra independencia, de la que pronto se cumplirán 200 años.

En el empeño de la afirmación de nuestras fronteras volcaron sus predecesores en la Cancillería peruana lo mejor de sí. No desmerezco ni por un instante lo que hicieron: sin ellos, no habría República del Perú. Entre los cancilleres que contribuyeron a la afirmación de nuestro espacio como república soberana hay figuras deslumbrantes.

Cito algunas: el liberal Sánchez Carrión, que entendió bien que, a pesar de su mesianismo, Bolívar era indispensable para derrotar a España; el escritor Felipe Pardo y Aliaga, cuyos méritos fueron mayores fuera de la cancillería, pero que dio lustre y cultura a esa institución; y un Toribio Pacheco, el mejor canciller de nuestra historia a decir de los historiadores Riva Agüero y Basadre, un genio que logró la alianza de Perú, Chile, Ecuador y Bolivia ante la amenaza naval española en 1865 y 1866, y que poco antes explicó al mundo en textos memorables la justicia de nuestra causa.

La mejor prueba de que era necesario que sus antecesores dedicaran sus esfuerzos a la afirmación de los límites de la república es que con frecuencia los tratados que se firmaban eran superados por nuevos conflictos o circunstancias que obligaban a hacer nuevos tratados.

Por eso hubo que hacer un nuevo tratado con Brasil en 1909, a pesar del que habíamos firmado medio siglo antes; por eso hubo que ratificar el que teníamos con Colombia, y que una guerra había puesto en cuestión en 1932 y 1933; por eso seguíamos firmando protocolos con Bolivia en 1925, 23 años después del primer tratado limítrofe con ellos; y por eso en 1998 hubo que acabar de sellar una frontera con Ecuador, a pesar de que existía un tratado desde 1942.

No sorprende, pues, que estemos ahora litigando en La Haya, a pesar de que en 1999, poco después del Acta de Ejecución que firmamos con Chile, el Perú anunció que se habían acabado para siempre los conflictos.

Me siento obligado, por un elemental respeto a ustedes, a explicar por qué creo que tenemos mínimas posibilidades de ganar en lo referente al reclamo principal y algo mayores, pero no muy grandes, en lo que atañe al segundo.

Lea lo demás acà http://www.larepublica.pe/15-12-2012...-sobre-la-haya
El pobre hijito de papi (alvarito) debe estar sin chamba y más aguja que wachiman de desierto y como está próximo las fiestas, no ha de tener para el pavo, el paneton, los regalos, el arbolito y con la tremenda crisis que hay en EEUU; tanto asì que se vende al mejor postor en este caso el que le paga por este articulo tan chistoso es el diario de chile la tercera del cuál es un articulista recurrente, digo yo es como el raiting ese diario necesita vender y alvarito necesita comer, por que como abogado alvarito se muere de hambre.

Muy mal que el hijo del nobel sea tan desubicado y tarado, ha de creer que el está en la corte de tres patines y no en el máximo tribunal del planeta.
Jaimito_ está desconectado  

Reel Hombre
 
Sin Avatar
 
Mensajes: 2,470
Likes: 709
Registro: mar-2010
Edad: 23
Ubicación: el mas alla
15-dic-2012, 14:01
. Editado por Reel 15-dic-2012, 14:08

Lee la carta de Álvaro Vargas Llosa a la Cancillería peruana sobre 'La Haya


Carta abierta a Torre Tagle
Creo que las posibilidades de que el Perú obtenga el triunfo son mínimas en lo que se refiere al reclamo principal -una delimitación marítima basada en una línea equidistante- y algo mayores, pero no muy grandes, en lo que se refiere al segundo, es decir, la determinación de nuestra soberanía sobre el llamado triángulo exterior, que está fuera de la zona marítima chilena y estaría dentro de la nuestra si ella rebasara el paralelo de latitud.



ME DIRIJO a ustedes -el Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú- usando el apelativo con el que se los conoce por la casona virreinal que les sirve de sede principal. Lo hago con respeto por sus vivos y sus muertos, entre quienes están algunos de los peruanos que más admiro. Tengo la esperanza de que vean un ánimo constructivo en estas líneas, con las que quiero expresarles que ha llegado la hora de un gran cambio de mentalidad.

Lo hago ahora que la fase oral del proceso de La Haya ha acabado y sólo falta el dictamen, probablemente dentro de pocos meses. Creo que las posibilidades de que el Perú obtenga el triunfo son mínimas en lo que se refiere al reclamo principal -una delimitación marítima basada en una línea equidistante- y algo mayores, pero no muy grandes, en lo que se refiere al segundo, es decir, la determinación de nuestra soberanía sobre el llamado triángulo exterior, que está fuera de la zona marítima chilena y estaría dentro de la nuestra si ella rebasara el paralelo de latitud.

Explicaré en seguida las razones por las que creo esto y me apresuro a decir que preferiría equivocarme. Temo, además, que el orgullo herido de muchos compatriotas pueda, si el fallo nos es adverso, frenar durante un tiempo el proceso de superación del trauma histórico, del que es prueba el vuelco que hemos dado a nuestras relaciones.

No dramatizo las cosas: confío en que la dinámica de los intercambios y el espíritu de los tiempos nos volverán a acercar, pase lo que pase. Pero es mejor celebrar triunfos que no se dan por seguros que sufrir derrotas que no se le pasan a uno por la cabeza, especialmente en el terreno de las relaciones exteriores, donde los sentimientos suelen adquirir una intensidad tribal muy poderosa que no facilita la sindéresis y el sentido de las prioridades. De allí mi aprensión.

El cambio de mentalidad que urge en Torre Tagle exige dejar atrás una forma de entender nuestras relaciones exteriores que tuvo mucho sentido en el pasado, porque la independencia latinoamericana produjo repúblicas indefinidas en tantos sentidos.

Esa mentalidad -de la que la generación que nos representa gallardamente en La Haya es tal vez el canto de cisne- se concentró en la definición de nuestras fronteras y nuestra identidad republicana de cara a los vecinos y el resto del mundo.

Hoy día, sólo una inseguridad en nosotros mismos puede justificar que ustedes sigan dedicando los mejores esfuerzos a algo que está esencialmente resuelto y que se resistan a actualizar la mentalidad decimonónica. Urge una nueva perspectiva que vea en la integración real -no la ritual que silba en la boca de políticos de poca monta, ni la dictada por la moda o la corrección política- la forma inteligente y patriótica de honrar la promesa de nuestra independencia, de la que pronto se cumplirán 200 años.

En el empeño de la afirmación de nuestras fronteras volcaron sus predecesores en la Cancillería peruana lo mejor de sí. No desmerezco ni por un instante lo que hicieron: sin ellos, no habría República del Perú. Entre los cancilleres que contribuyeron a la afirmación de nuestro espacio como república soberana hay figuras deslumbrantes.

Cito algunas: el liberal Sánchez Carrión, que entendió bien que, a pesar de su mesianismo, Bolívar era indispensable para derrotar a España; el escritor Felipe Pardo y Aliaga, cuyos méritos fueron mayores fuera de la cancillería, pero que dio lustre y cultura a esa institución; y un Toribio Pacheco, el mejor canciller de nuestra historia a decir de los historiadores Riva Agüero y Basadre, un genio que logró la alianza de Perú, Chile, Ecuador y Bolivia ante la amenaza naval española en 1865 y 1866, y que poco antes explicó al mundo en textos memorables la justicia de nuestra causa.

La mejor prueba de que era necesario que sus antecesores dedicaran sus esfuerzos a la afirmación de los límites de la república es que con frecuencia los tratados que se firmaban eran superados por nuevos conflictos o circunstancias que obligaban a hacer nuevos tratados.

Por eso hubo que hacer un nuevo tratado con Brasil en 1909, a pesar del que habíamos firmado medio siglo antes; por eso hubo que ratificar el que teníamos con Colombia, y que una guerra había puesto en cuestión en 1932 y 1933; por eso seguíamos firmando protocolos con Bolivia en 1925, 23 años después del primer tratado limítrofe con ellos; y por eso en 1998 hubo que acabar de sellar una frontera con Ecuador, a pesar de que existía un tratado desde 1942.

No sorprende, pues, que estemos ahora litigando en La Haya, a pesar de que en 1999, poco después del Acta de Ejecución que firmamos con Chile, el Perú anunció que se habían acabado para siempre los conflictos.

Me siento obligado, por un elemental respeto a ustedes, a explicar por qué creo que tenemos mínimas posibilidades de ganar en lo referente al reclamo principal y algo mayores, pero no muy grandes, en lo que atañe al segundo.

La tradición jurídica y política peruana mezcla muchos elementos que van a contrapelo de la formación de quienes van a decidir esto en Holanda. El positivismo jurídico, el formalismo y el reglamentarismo de nuestra tradición hicieron que a menudo le busquemos tres pies al gato. La ley no suele ser para nosotros un conjunto de principios derivados de la sabiduría de los siglos, sino cualquier cosa que dice el que manda.

La hacemos con tanto grado de irrealidad y la interpretamos de una forma tan puntillosa y jesuítica que cualquier cosa puede ser vista como la ley y cualquier cosa como su violación. Esta tradición hace que nos importe la letra pero no el espíritu.

No importa que el espíritu diga una cosa si la letra, torcida por nuestro formalismo interpretativo, dice otra. Por eso en la Colonia se decía “se acata pero no se cumple”. Por eso también tenemos los peruanos una economía informal tan grande y un respeto tan escaso por la legalidad.

¿A dónde voy? A que si aplicamos esta tradición a los documentos clave del proceso de La Haya -el Decreto Supremo en el que el Presidente Bustamante y Rivero proclamó la soberanía sobre las 200 millas marítimas frente a las costas peruanas, la Declaración de Santiago de 1952 y el Convenio sobre Zona Especial Fronteriza Marítima de 1954-, podemos concluir que, en efecto, no hay un tratado perfecto e integral, como lo hubiésemos hecho hoy, de delimitación marítima con Chile.

Pero, para jueces que prestan más atención a cómo entendían los firmantes lo que firmaban, cómo actuaron esos gobiernos y los subsiguientes a partir de dichos documentos, y a cuál era el espíritu, además de la letra, de esos solemnes papeles, será extraordinariamente difícil concluir que no se acordó nunca una frontera marítima.

Y eso -haber acordado una frontera marítima- es lo único que pide el texto de la Convención sobre el Derecho del Mar de 1982, al que nos aferramos como tabla de salvación. Ella establece que nadie podrá extender su mar territorial más allá de la línea equidistante “salvo acuerdo en contrario” (artículo 15), y que la delimitación de la zona económica exclusiva y la plataforma continental se hará “por acuerdo” entre las partes (artículos 74 y 83).

No dice cómo tiene que ser el acuerdo, ni si puede o no estar incluido en un texto que se ocupe también de otras cosas, ni si tiene que tener una redacción determinada. Una revisión a vuelo de cóndor de la jurisprudencia de la corte sugiere que a este tribunal le importa mucho más si, a partir de los textos y la práctica derivada de ellos, se puede interpretar que hay un acuerdo que el estilo, la amplitud, el detalle y las formalidades de lo suscrito.

Bajo esta premisa, enumero aquí algunos elementos que lesionan nuestro caso. Ofrezco primero los que se refieren al reclamo principal y luego los que tienen que ver con el segundo reclamo.

-El Decreto Supremo de 1947, con el cual el Perú proclamó su soberanía y jurisdicción sobre las 200 millas, siguió a la declaración con la que el Presidente de Chile hizo lo mismo. Los gobiernos notificaron uno al otro esta proclamación.

En 1952, ante la violación de sus respectivos espacios por flotas extranjeras, se reunieron Perú y Chile, y se les sumó Ecuador, para formalizar en términos internacionales lo que habían hecho unilateralmente en 1947. Como prueban las actas de la reunión, hay una decisiva línea de continuidad entre los textos de 1947 y la Declaración de Santiago de 1952. Esto ayuda a entender la falta de especificidad y detalle en el texto de 1952 y lo mucho que todas las partes daban por establecido.

-En 1955, García Sayán, el canciller peruano que firmó con Bustamante y Rivero el Decreto Supremo de 1947, publicó un boceto en su libro Notas sobre la soberanía marítima del Perú con la zona marítima peruana. Allí figuran los paralelos como límites.

-El Decreto Supremo de 1947 dice que las 200 millas se medirán siguiendo los paralelos geográficos, que era entonces la manera de trazar el perímetro exterior de una zona marítima. Así se había hecho en 1939, en la Declaración de Panamá, para establecer un cordón de seguridad en el mar alrededor de todo el continente americano. Hoy el Perú ya no usa el método para fijar las 200 millas, pero el cambio no afecta los paralelos, sólo lo que está en su zona.

-Cuando Chile invitó a Ecuador a la reunión en la que se iba a firmar la Declaración de Santiago y otros convenios en 1952, le comunicó que determinar “el mar territorial” era el primer objetivo. No dijo que el objetivo era sólo firmar un convenio de pesca.

-La idea de que la Declaración de Santiago es un simple convenio pesquero choca con dos hechos: al mismo tiempo que ese documento, que fue el principal, se firmaron otros más, entre ellos uno de pesca. Además, el título, el preámbulo y el texto confirman que los países estaban fijando su soberanía marítima, algo, por lo demás, que sentó precedente mundial: el principio de las 200 millas que se incrustó en el derecho marítimo universal, como lo dice la ONU, nació allí y en las proclamaciones de 1947.

-El artículo IV de la Declaración de Santiago, que se refiere al paralelo como límite de la zona marítima, lo hace en referencia al caso de que haya islas de un país firmante que estén a menos de 200 millas de la “zona marítima general” de otro. El artículo supone, pues, la existencia de una zona marítima general claramente delimitada de cada uno de los tres países. Si no, ¿cómo puede una isla estar a menos de 200 millas de ella?

-Las actas de la reunión que produjo la Declaración de Santiago registran que el artículo IV nació como producto de un pedido del delegado ecuatoriano, quien solicitó que se dejase en claro que “la línea limítrofe de la zona jurisdiccional de cada país” era el paralelo del punto en que la frontera terrestre llega al mar. Los delegados del Perú y Chile redactaron el famoso artículo IV con ese entendido, que las actas han inmortalizado.


http://www.latercera.com/noticia/pol...re-tagle.shtml

aca esta entera la carta.. antes de opinar leerla x lo menos
Reel está desconectado  

Andrea_love Mujer
 
Avatar de Andrea_love
 
Mensajes: 4,709
Likes: 2,693
Registro: dic-2011
Ubicación: Chile, Sntg
15-dic-2012, 14:02


Es lo que siempre he dicho de la demanda de Perú....
Andrea_love está desconectado  

Caracol limeño
 
Avatar de Caracol limeño
 
Mensajes: 6,240
Likes: 5,171
Registro: oct-2007
Ubicación: ciberespacio
15-dic-2012, 14:03


esta jugando en pared con el chato Hildebrant que tambien opina lo mismo.
Caracol limeño está desconectado  

DRE Hombre
 
Avatar de DRE
 
Mensajes: 3,808
Likes: 5,639
Registro: dic-2011
Edad: 26
Ubicación: Callao
15-dic-2012, 14:03


Tiene un punto, alvarito. Pero espero sinceramente que se equivoque.
DRE está desconectado  

Jorge999 Hombre
 
Avatar de Jorge999
 
Mensajes: 1,837
Likes: 1,282
Registro: dic-2009
Ubicación:
15-dic-2012, 14:05


el desatino esta en que lo hace en un medio chileno, porque su opinión es válida y tranquilamente podia hacerlo en un medio peruano pero decidio hacerlo en chile y en el peor momento, cuanto le habran pagado por esa "carta"?
Jorge999 esta en línea ahora  

Jaimito_ Hombre
 
Sin Avatar
 
Mensajes: 633
Likes: 380
Registro: mar-2012
Edad: 20
Ubicación: en un iceberg
15-dic-2012, 14:07


Estos tipos llámese alvarito o el chato no tienen identidad, ni sentido de pertenencia, no representan a nadie más que a ellos mismos y sus bolsillos, buscan generar conflictos para tener notoriedad y asì llevarse algo de dinero al bolsillo y poner el pan en la mesa. ¿O no sabían que alvarito cobra dos mil dolares por entrevista, ahora cuanto le pago la tercera de chile por ese artiuclo?. Serla interesante averiguar.
A CURINOV, El Cid y Raúl Rosas les gustó este mensaje
Jaimito_ está desconectado  

codec37 Hombre
 
Sin Avatar
 
Mensajes: 1,132
Likes: 718
Registro: sep-2012
Edad: 19
Ubicación: Arequipa
15-dic-2012, 14:08


Me gustaría tomarte en serio, pero tu nick es de chiste(literalmente)
codec37 está desconectado  

Jaimito_ Hombre
 
Sin Avatar
 
Mensajes: 633
Likes: 380
Registro: mar-2012
Edad: 20
Ubicación: en un iceberg
15-dic-2012, 14:09


Cita:
Publicado por codec37 Ver Mensaje
Me gustaría tomarte en serio, pero tu nick es de chiste(literalmente)
gracias pero no es mi nick lo q esta en discusión si no el articulo, aunque el tuyo no es nada serio que digamos, pero no hagamos off topic
A CURINOV y El Cid les gustó este mensaje
Jaimito_ está desconectado  

robotech Hombre
 
Avatar de robotech
 
Mensajes: 10,249
Likes: 6,322
Registro: ago-2011
Ubicación: surco
15-dic-2012, 14:09
. Editado por robotech 15-dic-2012, 14:12

decirle traidor me parece un tanto exagerado. simplemente es su opinion y es libre de darla cuando y donde quiera. aunque eso si, creo que es de mal gusto. yo mismo he analizado el tema hasta donde puedo y no me termino de tragar el cuento de que la ganamos faclito. creo que hay muchas posibilidades de llevarnos un serio revez, asi que no cantemos victoria antes de tiempo. ahora la corte es impredecible ya casi parece el poder judicial peruano es dificil hablar de manera contundente en uno u otro sentido.
A El Cid le gustó este mensaje
robotech está desconectado  

codec37 Hombre
 
Sin Avatar
 
Mensajes: 1,132
Likes: 718
Registro: sep-2012
Edad: 19
Ubicación: Arequipa
15-dic-2012, 14:10


Cita:
Publicado por Tunoentiendes Ver Mensaje
Miren el articulo que este sujeto escribe en el diario chileno "la Tercera":

Este es el encabezado del articulo:

Carta abierta a Torre Tagle
Creo que las posibilidades de que el Perú obtenga el triunfo son mínimas en lo que se refiere al reclamo principal -una delimitación marítima basada en una línea equidistante- y algo mayores, pero no muy grandes, en lo que se refiere al segundo, es decir, la determinación de nuestra soberanía sobre el llamado triángulo exterior, que está fuera de la zona marítima chilena y estaría dentro de la nuestra si ella rebasara el paralelo de latitud


Articulo completo:

Fuente: http://www.latercera.com/noticia/pol...re-tagle.shtml



Me pregunto.....mas alla de que cada quien pueda tener su opinion, ser peruano y escribir esto en un diario chileno en estos momentos no es algo traicionero?

Veremos que dice correo haber si Aldo Mariategui dice lo mismo
A Hector Ormano le gustó este mensaje
codec37 está desconectado  
Respuesta
Herramientas Buscar en Tema
Buscar en Tema:

Búsqueda Avanzada

Ir al Foro


Todas las horas son GMT -5. La hora actual es 10:01