subaru es el dios maligno