solo les faltó el mundial